L’Hospitalet, ‘o sole mio’

0
225
Imagen de la rueda de prensa en la que se explicaron las motivaciones para cancelar el Mobile 2020

La crisis del coronavirus y la avalancha de deserciones de empresas -que al parecer responde más bien a los temores de las compañías a pagar altas indemnizaciones por posibles contagios de sus trabajadores- han dado la puntilla al Mobile World Congress (MWC) 2020. Es el evento más importante que se celebra en nuestros dominios municipales -aunque siempre se identifique a Barcelona como la ciudad acogedora-, y su anulación ha dejado con un palmo de narices a diversos sectores de la ciudad que hacían el agosto en pleno febrero con la llegada de miles de congresistas que se mueven, se hospedan y comen en algún establecimiento de la ciudad.

Sin ir más lejos, se han cancelado, así golpe, 28.000 habitaciones que la propia GSMA -la empresa organizadora de la feria- había reservado a través de una agencia. Habrá que ver, y eso es ahora el gran qué, quién se hará cargo de pagar las penalizaciones por cancelación a pocos días del evento, aunque en la rueda de prensa posterior al día en que se anunció que se anulaba el Mobile, John Hoffman aludió a motivos de «fuerza mayor» relacionados con la crisis del coronavirus o Covid-19 -nunca viene mal un cambio de nombre para rebajar la histeria- para decidir cancelar la cita internacional, dando a entender que, literalmente, se lavaban las manos.

Esta oleada de cancelaciones preocupa enormemente a los hosteleros locales, cuya facturación anual se ve incrementada exponencialmente por la cita tecnológica de febrero que coloca a L’Hospitalet en el mapa mundial de la tecnología. Y para más inri, esta edición del Mobile prometía a nivel de reservas. Así lo dicen al menos desde la Associació d’Apartaments Turístics, que en un comunicado indican que el ritmo de reservas para este año iba «muy por encima» que el del año pasado. PIMEC se ha aventurado a dar datos de pérdidas, que ha cifrado en 220 millones para las Pyme, mientras que Foment del Treball detalla que se dejarán de crear 15.000 puestos de trabajo.

Este año solo podremos disfrutar del Mobile a través de gafas de realidad virtual / GSMA

Por otro lado, la organización confirmó que tampoco se celebraría el YoMo en La Farga, el hermano pequeño del Mobile que intenta hacer accesible la tecnología del congreso de móviles a vecinos y, sobre todo, a los jóvenes desarrolladores y estudiantes. Otro acontecimiento que atraía a miles de visitantes en pleno centro de la ciudad y que rompía los libros de reserva de los restaurantes aledaños. Además, el espacio LH Experience, dedicado a que los congresistas se dieran un atracón de tapas, queda igualmente anulado.

El jueves tuvo lugar la rueda de prensa exprés convocada por GSMA, Fira de Barcelona y administraciones para explicar los motivos últimos de la cancelación del Mobile. Asistió la alcaldesa de la ciudad, Núria Marín, que protagonizó el último turno de palabra de las ocho autoridades presentes en una mesa rodeada de fotógrafos y cámaras, en lo que fue un encuentro con la prensa más bien caótico, fruto de la rapidez de los acontecimientos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto con la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, el presidente y el director de Fira de Barcelona, Pau Relat y Constaní Serrallonga, respectivamente; el conseller de Políticas Digitales de la Generalitat, Jordi Puigneró, y una representación de GSMA encabezada por su CEO John Hoffman, juntamente con la alcaldesa Marín, cerraron filas con la decisión tomada, que calificaron de «difícil» pero comprensible a tenor de la «epidemia de miedo», tal y como la definió Cunillera.

Calma, que el sol sigue brillando al oeste de la Riera Blanca

Marín suscribió casi palabra por palabra los pronunciamientos de sus compañeros de mesa y no quiso entrar a valorar muy en detalle lo que supone esta cancelación para la ciudad que dirige. «Lamentamos y comprendemos la decisión de GSMA», se limitó a expresar Marín, que quiso remarcar que las motivaciones para no celebrar la edición de este año de la feria no responden a cuestiones locales. En este sentido, rechazó atender a la prensa local allí desplazada, que le pidió unos minutos tras la rueda de prensa para charlar más en concreto sobre los efectos que la cancelación tendrá sobre la ciudad. Justificó la decisión en base a un acuerdo tácito entre las partes para no dar más explicaciones.

Marín animó, por otra parte, a trabajar para hacer del Mobile de 2021 «el mejor de todos», una afirmación que fue repetida en multitud de ocasiones por los responsables políticos y empresariales.

Marín, no obstante, quiso dejar su sello personal al acabar su intervención, y aseguró que ella «siempre» había defendido el Mobile. Colau, a tres sitios de Marín, se lo miraba de reojo. Marín finalizó su parlamento con un mensaje a Hoffman, con quien le une una buena relación: «John, al menos en L’Hospitalet, el sol sale cada día». Una frase que fue calificada como «poética» por una Ada Colau que dio rápidamente paso a las preguntas de los periodistas. Tras este lance de piropos pre San Valentín, los plumillas entraron sus preguntas a los responsables políticos, muy centradas en saber quién pagaría la ‘fiesta’ de las cancelaciones. Hoffman aludió, como hemos comentado, a motivos de «fuerza mayor» para cancelar la cita y se comprometió con Barcelona para seguir celebrando aquí su congreso, al menos hasta 2023, el año hasta el que está ligado con la capital catalana por contrato.

Oriente nos complica la cosa

En 15 días el lejano Oriente, otrora origen de buenas nuevas, ha pasado a darle dolores de cabeza al Ayuntamiento. Si el día del encuentro con los periodistas previo a la conferencia anual de la alcaldesa, la propia Marín reconocía que el proyecto del Centro de Medicina Tradicional China, que iba a albergar la antigua fábrica Trias i Godó, estaba a punto de irse al garete, tan solo siete días después un estallido vírico originado en la misma China -o la oleada de histeria generada por el mismo- le ha costado el evento del año en la ciudad.

De ferias va a seguir habiendo en el recinto de Fira Gran Via y en el de La Farga. Habrá que valorar, no obstante, el alcance real que tendrá la cancelación del Mobile no solo a nivel metropolitano -500 millones de ingresos previstos en el territorio-, sino a nivel hospitalense.

Habrá que ver, también, cómo acaba el culebrón del Centro de Medicina Tradicional China, para el que estaba previsto que los impulsores chinos invirtieran 80 millones de euros. A día de hoy no hay nada hecho, y Marín, que abrió su conferencia de 2017 anunciando a bombo y platillo la llegada de ese centro -que albergaría algunas disciplinas médicas, no olvidemos, que el Ministerio de Sanidad socialista señaló el año pasado como no científicas-, dice haber enviado una carta a los promotores chinos exigiendo las inversiones pactadas o, en caso contrario, se «liberarían» del contrato firmado en 2017 para formalizar otros proyectos en ese equipamiento.

La antigua fábrica Godó i Trias, donde se pactó ubicar el Centro de Medicina Tradicional China de 80 millones de euros

El proyecto de la Godó i Trias contó con detractores como el ex alcalde Celestino Corbacho, que en uno de los Sopars Crítics organizado por Foment de la Informació Crítica (FIC) consideró una «barbaridad» la cesión de la antigua fábrica Godó i Trias para instalar allí el centro. “Yo no luché por esto”, afirmó el ex alcalde aludiendo al “arduo” proceso de negociación con los propietarios de la fábrica en su momento para que pasara a manos municipales.

El sol seguirá saliendo. Mañana, pasado y al otro. Y en todas partes, no solo en L’Hospitalet, si no aparece, claro, algún Monty Burns decidido a construir una mega plataforma que lo tape, para así cobrarnos la luz a precio de coltán o fullerenos endohedrales -considerado por la Universidad de Oxford como el material más caro del mundo; lean, lean-. Sea como sea, últimamente el continente del Sol Naciente, concepto de aquello que solo sale en esta ciudad y, al parecer, no en la vecina Barcelona, no hace sino traerle dolores de cabeza a nuestro consistorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here