La Playa Hospitalense

2
306
Mural de cemento que emula una playa soterrada. Fuente: Freepic



Comenzando esta crónica recuerdo la canción de Righueira, un grupo musical que sonaba en la emisoras de FM del país, hablamos del año 83. Un dúo italiano, de Turín. El grupo fue fundado en 1981 y se volvieron famosos en Europa, gracias a su sencillo «Vamos a la playa» (1983).

Haciendo memoria, muchos no sabíamos que la Rambla Marina de Bellvitge finalizaba en el mar. Pues sí,  si vamos a las hemerotecas así nos lo confirmarán: Bellvitge tenía playa… Ahí es nada. Véase a continuacion la foto de un bañista en el Faro del Llobregat.

Faro del Llobregat, años 50 / ENRIC PINO JANSA. Fuente:  ARXIU MUNICIPAL DE L H

En 1920, L’Hospitalet de Llobregat perdió su franja de litoral. La playa perdida de L’Hospitalet –convertida hoy en la Zona Franca de Barcelona.

Fue en el año 1933 cuando el Ayuntamiento de Hospitalet vendió al Estado parte de su territorio por la cantidad de apenas 500 euros. Eso es lo que costó impedir un Hospitalet con salida a la playa. 

No obstante les invito a leer del tuit de Manuel Domínguez, director del CELH y colaborador de este medio, donde se explica escrupulosamente y con rigor la historia que nos ocupa.

La alcaldesa visita el far del Llobregat

En la mañana del jueves 6 de febrero y acompañada de los medios, la alcaldesa de Hospitalet, Nuria Marín, paseó por el Faro del Llobregat. Al parecer, Hospitalet quiere reconquistar la zona de la playa perdida en el año 33 cuando los terrenos fueron vendidos a la Zona Franca.  

Apenas 500 euros fue la cantidad que compró tal atrocidad. Ahora se quiere recuperar parte de ese patrimonio perdido, pero lo veremos a lo largo de la crónica.

La playa  de la Marina hospitalense estaba delimitada por la calle de la Riera Blanca, que hoy delimita la frontera entre Barcelona y Hospitalet. El paseo de la Zona Franca llegaba hasta el mar en lo que hoy es, en buena parte, el paseo de la Zona Franca, y por el río Llobregat.

No olvidemos lo que nos comunica la historia, la fertilidad de la zona deltaica del Llobregat era sublime, se llegaban a cosechar hasta ocho cosechas de forraje por año, y la agricultura y ganadería eran su gran baluarte, hasta el punto de que, aparte de abastecer la Ciudad Condal, el excedente era exportado a Francia.

Quién no recuerda las carxofes de Prat y el pota blava; por una parte, las alcachofas del Prat son cultivadas desde hace más de un siglo gracias al microclima que cristaliza en el delta del Llobregat. Se consigue así, una alcachofa especial, tierna y sabrosa, de ranking poco superable; el pota blava, es un pollo  de raza autóctona de El Prat de Llobregat, y criada tradicionalmente en su término municipal. Esta raza se la conoce popularmente como pota blava, pata azul en catalán. Curiosamente, este término también acuña a los habitantes de El Prat de Llobregat como los pota blava. 

.

Y a la tarde conferencia anual de Marín.

Marín acudió como de costumbre este pasado jueves a su conferencia anual, donde anunció el compromiso que ha adquirido el Ministerio de Industria. Este se ha comprometido a apoyar el proyecto para impulsar el clúster biomédico en la ciudad, y Marín ha asegurado que ello puede crear alrededor de 20000 puestos de trabajo. Por consiguiente, Estado y  Generalitat harían posible el proyecto de transformación del último tramo de la Granvia, consiguiendo así que Hospitalet acabe siendo la capital europea de la biomedicina.

Asimismo la alcaldesa de Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, frente al antiguo faro del municipio hospitalense , ahora llamado El Faro del Llobregat, afirmó que trabajará para recuperar un trozo de la playa perdida del municipio, cerca de la antigua playa de Hospitalet: una zona que se anexionó a Barcelona en 1920 para construir el Puerto y la Zona Franca.    

Según explica el director del Museu de Història de L’Hospitalet, Josep Maria Solias, aun después de finalizar las expropiaciones, en 1932, en algunos casos con pleitos judiciales que habían todavía de por medio, y «como no se emprendió el proyecto de puerto franco, los hospitalenses siguieron yendo a la playa, desde el casco urbano –el actual centro de Hospitalet– hasta el faro del Llobregat.»

Este interregno llegó hasta los inicios de la Zona Franca, a finales de los 50, cuando las obras del polígono se comieron la playa. Desde entonces, los hospitalenses tienen que salir de su localidad para bañarse en el mar. Y lo cierto es que, en la actual ciudad metropolitana, hay pocas probabilidades de que esos terrenos vuelvan a ser algún día de Hospitalet. Pero ninguna de que vuelva a haber, ahí, una playa.

La zona ZBE en Hospitalet

La alcaldesa, en un tuit animó a todos los municipios a imponer de manera radical la prohibición del uso de vehículos “antiguos”,  aquellos que sean más antiguos del 2006 en diésel o inferiores al 2000 los que sean de gasolina. Se podría tratar de una medida que no es directamente proporcional, es decir, desproporcionada: no se está mirando la contaminación de cada vehículo, sino la fecha de matriculación de los vehículos. 

No ha habido excepciones para los particulares ni para los autónomos. Solo una moratoria a aquellos vehículos comerciales-furgonetas hasta el final del 2020. ¿Ha sido demasiado radical por parte de Marín? Su homóloga Colau ya recibió la presión de más de 3000 vehículos en el Paseo de Gracia de Barcelona. ¿Estamos en favor del diálogo o no?

Concentración organizada por la PARC (Plataforma Afectados Restricciones Circulatorias). Paseo de Gracia. 2.02.2020. Fuente: PARC. Paseo de Gracia de Barcelona el pasado domingo 2 de febrero, quejándose de no poder circular.

Lo que muchos desconocen, puede que incluso los propios consistorios, es que en Alemania ya está implementado el uso de unos filtros que se añaden al motor y reducen la emisión de gases prácticamente a cero. 

Y si lo saben, al parecer, les es más fácil cortar por lo sano. A más de un ciudadano le va a doler el bolsillo y verá mermada su calidad de vida a la hora de no poderse mover con sus vehículos cuidados y mantenidos y al día de todos sus impuestos y revisiones, y la mano a la hora de depositar su papeleta del voto al PSCLH.

Desde esta redacción se ha llamado a Guardia Urbana de Hospitalet con el ánimo de saber por dónde se podrá circular a partir del 1 de abril en la ciudad. No nos supieron contestar y nos remitieron al 012 argumentando que eso “no era ninguna urgencia”.  Según el siguiente tuit ya nos queda claro que el Hospitalet de Marín será más restringente que el de Ada Colau; esta no permitirá entrar a la ciudad, pero sí bordear las rondas y circular por fuera de la ciudad.

Tuit Psclh alentando a todos los municipios a implementar la ZBE no en zonas, sino en todo el municipio.

Resulta paradójico que Marín abogue por una ecología en contra de la combustión, y sin embargo, no le importe cimentar cualquier zona que huela a verde en esta ciudad. Recordemos que un árbol absorbe al día  el CO2 que emiten 10.000 coches. Uno de los ejemplos, entre muchos, sería la abolición del solar que hoy asienta un cemento que devoró un incalculable valor natural dónde se alojaba el asiento de parcs i jardins de L´hospitalet, esos árboles al parecer no importan. No casa una cosa con la otra, parece una ecología antíteca. Desde la plataforma No més Blocs, ya en su momento también se hizo eco de la decisión del consistorio sobre el asentamiento del cirque du soleil en la zona de travesía industrial con Feixa Llarga.

Véase foto del siguiente párrafo. Fuente: La Estrella


Foto: La Estrella. Actual zona Cirque du Soleil. Bellvitge

Tuit Cadena Ser. Universidad Sevilla.

Hospitalet no solo está densamente poblado, sino que además, las zonas que destilan naturaleza, más pronto que tarde son carne de promotoras con pisos, en general, de alto standing. No hay más que pasear por la Rambla de la Marina a la altura de la avenida carrilet y lo  podrán comprobar.

Lo perdemos todo

Hace justo un siglo que Hospitalet perdió su línea litoral y hoy es la Zona Franca que pertenece a Barcelona. 

Según  Josep Maria Solias director del Museu de Lhospitalet, tras las expropiaciones del 1932, con juicios pendientes de las expropiaciones para el proyecto de puerto franco, los hospitalenses siguieron yendo a la playa desde el centro de Hospitalet hasta el faro del Llobregat. 

¿Volveremos a nuestra playa?

2 Comentarios

  1. Hay tantas cosas que reprochar a este Ayuntamiento y que ya no tienen remedio, por más que prometan. Yo no dudo que la historia llegue a proponer un busto de la alcaldesa, como ocurrió en Barcelona con el alcalde Porcioles, que después la población lo derribó, por su gestión al frente del ayuntamiento. Pero lo que nunca nadie podrá desmentir es que sí que hizo «grandes» proyectos económicos para la ciudad pero destruyó todo la Memoria histórica de Hospitalet en su afán de construir todo el terreno en beneficio de constructores, nunca defendiendo el suelo para fomentar zonas verdes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here