Los túneles de l’Hospitalet

0
522

Manuel Domínguez és historiador i professor de Secundària, president del Centre d’Estudis de L’Hospitalet i autor del bloc Local – Mundial

Todas la ciudades tienen una parte subterránea, que no vemos, pero
que es fundamental para su funcionamiento. Seguramente que la que
tiene que ver con el ciclo del agua es la más importante. Como es
bien sabido, el suministro de agua de nuestra ciudad está en manos
de una empresa privada, Agbar, en régimen de monopolio
. Para lo
que no interesa no hay libre mercado.

Esta empresa ha visto cómo en los últimos tiempos se le cuestionaba
esta situación privilegiada y le planteaban alternativas (no en nuestra
ciudad), y ha decidido tirar adelante una campaña publicitaria que
también ha llegado aquí, en la que, por cierto, han utilizado la
imagen de personas sin pedir permiso. Han hecho un audiovisual, un libro («Memòries de l’Hospitalet», recientemente presentado) y un
mural que homenajea a las trabajadoras del textil local… con una foto de Estados Unidos. Bueno, Agbar tiene mucha agua, y mucho dinero,
para lavar su imagen.

Otros túneles recientes han sido los de la estación de metro Ciutat de
la Justícia
. Aquí debe haber menos dinero, porque la estación tuvo
que haberse inaugurado en marzo, junto a la de Provençana.
Además, son unos túneles un poco incompletos, porque no han
podido hacerse los del trasbordo con el Carrilet. A las inauguraciones
no viene nadie del gobierno español, será porque no ponen ni un duro
en nuestro metro.

Adonde sí ha ido el representante de las instituciones estatales ha
sido a los túneles de la estación de Bellvitge. ¿Han empezado el
soterramiento de las vías? No, nos dejemos llevar por el entusiasmo.
Ha venido a ver las obras de mejora de la accesibilidad, a poner 4
ascensores y mejorar andenes y vestíbulos. Después de décadas de
lucha para mantener y dignificar una estación que da servicio a más
de 6 mil viajeros/as al día, no está mal.

Porque los túneles que han de eliminar las vías que separan nuestros barrios no están en el horizonte. Hemos visto pasar varios/as
ministros/as (Ábalos, de la Serna, Pastor, Blanco, Álvarez, Álvarez
Cascos…) y hasta algún presidente (Zapatero) que nos han prometido
que ahora sí, que esta vez iba en serio. Incluso un senador de
l’Hospitalet preguntó en sede parlamentaria cuantas veces nos lo
habían prometido, y no supieron decírselo.

El túnel que se ha convertido en una estrella mediática es el del
refugio antiaéreo
“descubierto” en las instalaciones de la estación de
metro de santa Eulàlia. Las comillas son porque el refugio ya era
conocido. Lo que se ha descubierto es la entrada principal, que ha
provocado que se haya hecho pública su existencia. Bienvenido sea al
pequeño mundo del patrimonio histórico local y que nos sirva para
recordar lo que significó el franquismo y lo que significa el fascismo.

Y otros túneles patrimoniales han saltado a la arena del debate
público, los de las fábricas Cosme Toda, Llopis y Batllori de Sant
Josep
. La reciente destrucción de todo lo que no estaba estrictamente
en el catálogo oficial ya significó una pérdida patrimonial importante.
Pero sabíamos y advertimos que en el subsuelo habían unos túneles
que las obras destruirían.

¿Qué son esos túneles, qué importancia tienen? En primer lugar,
forman parte del conjunto industrial, de la misma manera que los
edificios, porque albergaban unos hornos que constituían una fase del
proceso productivo, tanto o más importante que la que se efectuaba
en los pisos superiores del edifico de la Cosme Toda.

Además, sabemos que en ellos, durante la Guerra, se fabricó y se
almacenó material bélico, y muy probablemente también se utilizaran
como refugio durante los bombardeos. ¿Se ha activado el protocolo
de actuación como ha ocurrido con el refugio de Santa Eulalia?
Este
conjunto industrial fue el escenario del episodio bélico más importante de la ciudad, la explosión que se produjo en noviembre de 1938. Toda esta memoria se perderá por levantar 16 bloques. Bloques vs. Patrimonio, un combate que viene de lejos.

Todas las ciudades tienen una parte subterránea, que no vemos, pero que es decisiva para su desarrollo. Seguramente que la que tiene que ver con los intereses económicos y los beneficios empresariales es la más importante. Son otro tipo de túneles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here