A vista de pájaro

0
227

Venimos de unas vacaciones, y algo resacosos de ella nos vemos inmersos en el vaivén del día a día. Vamos, la rutina que nos lleva a más rutina. Pasó el verano, nos abraza ya el otoño, luego Navidad, Semana Santa y otra vez cerramos el ciclo con el verano.

Con sabor a democracia

La asociación Foment de la Informació Crítica (FIC) ha tenido que acelerar para celebrar el primer aniversario de La Estrella, el medio que justo el Día Internacional de la Democracia cumplió un septiembre. El trayecto desde su inicio ha pasado lento, rápido, rapidísimo… Todos los adjetivos pueden ser válidos para la singladura del web digital de Hospitalet www.estrellalh.com. Un año lleno de nuevas experiencias: para nosotros, y para los ciudadanos de Hospitalet, para todos. En definitiva, un año en que este web ha querido ser lo más democrático posible en todas sus decisiones y actuaciones: eventos, artículos, recursos, participación… y esa es la esencia que jamás queremos perder.

Tal y como dijo Manuel Domínguez, presidente del Centre d’Estudis de L’Hospitalet el pasado 15 de septiembre en la plaza de la libertad de Hospitalet, el periodismo y la información, hoy más que nunca, sufre de las fake news. Esas noticias creadas desde su inicio y hasta su fin y finalidad, con falsedad y «saña» . Ciertamente, es así, los que nos dedicamos a la información, olemos, casi siempre, los bulos o falsas noticias. En general, el resto de la población cree o acepta creer, a pies juntillas cualquier noticia, escrito que le llegue a través de su móvil. Eso es grave para todo el conjunto de la ciudadanía. Es un error dar credibilidad a un escrito de Whatsapp o redes sociales en general. Es una «negligencia» involuntaria por parte del lector y una mala fe por parte de aquel que lo lleva a cabo.

En estos tiempos convulsos, es imprescindible confiar en medios que sean veraces, que ya demuestren una cierta trayectoria, sin vicios y con una versión fidedigna en cuanto a sus contenidos, y que demuestren en su estilo veracidad, transparencia, contraste y buena praxis. 

Como vicepresidente de la FIC, puedo asegurar que así es nuestra hoja de ruta, como decía, en todas nuestras labores como medio en la ciudad. Tanto FIC como La Estrella mantienen esa línea de trabajo, con las puertas siempre abiertas a toda la ciudadanía en pro de crecer más y mejor en nuestro entorno, y así es mi deseo y el de mis compañeros, brindar la oportunidad de crecer y avanzar juntos, con la participación de cualquier ciudadano que nos necesite como altavoz, denuncia, alegato… Eso es lo que nos da vida y energía para proseguir todos los años que sea necesario con este bebé que va tomando forma de Estrella e ilumina con luz propia los barrios de Hospitalet.

Fiesta de Bellvitge

Uno de los barrios agraciados por llevar a cabo unas fiestas que ya son todo un clásico, son las fiestas de Bellvitge. Este año la climatología no ha acompañado demasiado a la labor de la fiesta en sí, algunos días han sido pasados por agua y por tanto casi inexistentes. Uno de los artistas que han participado en las fiestas del barrio ha sido el vecino Dani Flaco, él y su banda, pese a la lluvia y duros contratiempos, lograron impregnarnos de su arte. Un repertorio de canciones variado, cantadas y contadas por Dani y su equipo. No han faltado canciones de corte sentimental, vivencias personales y, cómo no, críticas con la ciudad, pero también  amable y campechano con la canción «primavera en rambla Just Oliveras». 

Dani actuaba en el barrio, en casa, a escasos metros de su bloque: encima de lo que fue un campo de fútbol en el que él y muchos de nosotros golpeamos el balón y donde  la peña bética y el unificación Bellvitge dirigían esa orquesta de niños con sabor a futuras promesas. Hoy, aquel campo de fútbol que reunía los sábados un ambiente deportivo y de ilusión, lo solapa la plaza cultura y la biblioteca de Bellvitge. 

A vista de pájaro

Una visita muy esperada por la alcaldesa. El pasado jueves 19 de septiembre, después de más de un año de espera, el presidente de la Generalitat Quim Torra ha hecho parada en nuestra ciudad, de manera oficial, por primera vez con la alcaldesa de Hospitalet, Nuria Marín. El prólogo ha tenido lugar en el Consistorio, para luego trasladarse a las alturas del ovni que alberga el hotel de la ciudad sanitaria.

El president de la Generalitat y la alcaldesa de la L’H, desde el hotel Hesperia. / El Llobregat

La alcaldesa y el presidente han charlado de diferentes temas: sanidad, seguridad, infraestructuras… 

En cuanto a seguridad, Torra ha avanzado la promoción de 500 nuevos agentes de Mossos, una cifra alta que no se repetía desde hace seis años. Se supone que algunos de ellos vendrían a Hospitalet de Llobregat, pero no ha concretado cifras, si bien incrementar el número de efectivos aliviaría en parte la falta de personal en la Guardia Urbana de Hospitalet, algo de lo que vienen quejándose hace tiempo, como lo manifestaron en el penúltimo pleno de la ciudad haciendo acto de presencia.

Marín ha manifestado a Torra los siguientes puntos:

«Desde la discrepancia tenemos que encontrar puntos que nos puedan unir y no separar. Es más productivo y positivo que trabajemos juntos».

«Hemos tenido la oportunidad de hablar de la ciudad y de sus proyectos, muchos de ellos con vocación de país».

El soterramiento de las vías a su paso por la ciudad y la L10 Sud del metro en Ildefons cerda a punto de arrancar en el próximo mes de octubre.

Por su parte la alcaldesa y el presidente han tomado el compromiso de reunirse en una comisión mixta entre el Ayuntamiento y Generalitat con el fin de llegar a consensos en materia de seguridad, educación y sanidad.

A pie de calle

Todo esto ha sido llevado a cabo desde las alturas, completamente desde la cúpula del hotel Hesperia. Para los más jóvenes, decir que toda la zona del hotel y el club deportivo era un campo agrícola con su correspondiente pagés. Algunos niños le saludábamos amablemente cuando lo veíamos montado en su bicicleta, más que añeja. Esto ya es una anécdota y parte de la historia, pero creo que no está de más saberlo.

Desde abajo, ya en la llanura de la ciudad los problemas continúan, y los vecinos, entidades, asociaciones, nos lo comentan. 

Las realidades desde abajo son otras: en cuanto a sanidad, la demora en citas con especialistas, las operaciones (que pueden llegar a tardar hasta un año), la masificación en consultas externas, el colapso en los médicos de familia (CAP)… 

En consecuencia, el colectivo médico  hizo un parón el pasado invierno, nada fácil, pues tuvieron que pedir dinero prestado para sufragar los días de parón

Patrimonio en Hospitalet

Sigue el problema de la defensa del patrimonio de la ciudad

Desde la plataforma Defensem el Castell de Bellvís nos han llegado el día a día de sus actuaciones:

Tras conversación con regiduría (Olga Gómez), depende de la Generalitat el avance de su preservación y se precisan trámites que ralentizan el proceso. Todo ello haría que hasta primavera del 2020 no se retomaran de nuevo labores como  limpiar, unificar juntas y quitar restos de cemento.

La plataforma Defensem el Castell de Bellvís continúa velando por su cuidado. / Defensem el Castell

Desde la plataforma Defensem el Castell de Bellvís, proponen «hacer actuaciones paralelas para saber qué hay arqueológicamente hablando alrededor del Castell». «Plantear la instalación de una pendiente para que el agua no vierta directamente en la piedra del muro». «Proteger la esquina del muro de los orines y suciedad, ya que la valla no lo cubre».

En resumen, como bien se podría decir en un ambiente coloquial: «el uno por el otro, la casa sin barrer». Lo que sí no cesa es el pago de impuestos que religiosamente paga la ciudadanía en pro del funcionamiento holístico de la ciudad. ¿Qué falla?, ¿Quién es el negligente? Seguro que el ciudadano no. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here