Lo que la fe no une, lo une el poder

0
183
El excalde de L'H Corbacho hace entrega del bastón de mando de la Diputación a la actual alcaldesa Marín. / Diputació de Barcelona

Una de las noticias que ha impactado en L’Hospitalet en esta semana ha sido otro traspaso de bastón a la alcaldesa Nuria Marín.

Fue este pasado jueves 11 de julio, cuando fue investida como presidenta de la Diputación.

Hace unas semanas, el 15 de junio, fue investida alcaldesa; en ese caso, de la mano de Miguel García, miembro de la mesa de edad del acto y portavoz de Cs en L’Hospitalet.

El poder ha hecho superar la fe y ha rendido cuentas haciendo un reencuentro, seguramente tenso, entre el que fue alcalde de L’Hospitalet, Celestino Corbacho (1994-2008), y su pupila Nuria Marín, que le relevó hasta fecha de hoy. Una relación quebrada la de Corbacho con los socialistas. Fue, según contó el también ex ministro de Trabajo a este medio, cuando se sintió abandonado en una manifestación contra el independentismo en la que le “dejaron solo” sus compañeros del PSC. Finalmente, en enero del 2018, Corbacho se apartaba definitivamente de los socialistas.

Volviendo al núcleo de la noticia, diremos que, aun siendo novedad la nueva presidencia de la Diputación, Marín ostenta más cargos, algo que a simple vista puede sonar extraño. Más que nada porque hay funcionarios o cargos que impiden la compatibilidad de varias funciones de responsabilidad. Por ejemplo, un policía no puede tener más cargos o trabajo remunerado que su profesión. Al parecer, en los políticos eso no ocurre. ¿Quizás tenga más responsabilidad un funcionario que un político? Vaya usted a saber. A continuación les dejo el abanico de cargos de Marín:

Representa al Ayuntamiento de L’Hospitalet en la Comisión de Nuevas Tecnologías y Sociedad de la Información de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Es vicepresidenta del Área Metropolitana de Barcelona.

Vicepresidenta de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC).

Secretaria de Cohesión Social e Integración del PSOE.

Adjunta al primer secretario del PSC

Miembro del Consejo Rector del Consorcio Sanitario Integral.

Vicepresidenta del BiopoL’H.  Presidenta del Foro Español para la Prevención y la Seguridad.

Ahí es nada. Es lo que tiene el poder, que supera la fe y, a veces, mueve más que montañas.

Así que, entre otros cargos de nuestra alcaldesa, figuran unos cuantos que desde el jueves también conviven con el de presidenta de la Diputación de Barcelona.

De las relaciones con la Generalitat

Nuria Marín y la asignatura pendiente: la reunión de la alcaldesa con el actual president de la Generalitat, Quim Torra.

Una de las respuestas de Marín en la rueda de prensa posterior a su investidura como presidenta de la Diputación hizo referencia al próximo careo con Torra. Así respondía a la pregunta de un periodista que le requería sobre ese hipotético encuentro futuro:

”Creo que primero debería tener una reunión para hablar del Ayuntamiento de L’Hospitalet, porque es una petición que hace mucho tiempo que se cursó al president. Hay muchos temas en la ciudad de gran relevancia que creo que es importante que el president conozca. Es posible que esta reunión se realice relativamente rápido, y en esta primera reunión mi intención es hablar de la ciudad de L’Hospitalet. Pero también es razonable tener una reunión, en esa misma u otra, para solicitarle que cada una de las administraciones hagamos aquello que nos corresponde, y que tenemos las competencias para ejercerlas”.

En la rueda de prensa que ofreció la alcaldesa capeó como pudo todas las preguntas que efectuaron los periodistas presentes. Cabe destacar entre las varias preguntas punzantes, las respuestas que efectuó Marín.

Sobre las posibles interferencias que puede haber a nivel político por el hecho de pactar con los independentistas, Marín matizó que no tiene que ver la ideología política de los partidos con la gestión de la Diputación; y sobre la manifestación en las afueras de la Diputación de los contrarios a la decisión de JxCAT, simplemente despachó mostrándose respetuosa con todos aquellos que actúen dentro de un marco legal reivindicando sus derechos.

L’Hospitalet sigue latiendo con sus vecinos

Las asociaciones y los vecinos de la ciudad no bajan la guardia. Esta semana ha sido la Associació Sumem quien ha valorado que el Consistorio esté implantando estacionamientos para las bicis compartidas, al mismo tiempo que ha recomendado velar por su cumplimiento obligatorio.

Y es que el uso de las bicicletas compartidas ha creado un horado en la ciudad, sobre todo por el impedimento que muchas de estas bicicletas han creado a personas con y sin movilidad reducida. Algunos argumentan que el desorden lo crean los conductores que las manejan y no piensan en los demás a la hora de estacionarse. Pero, sea como fuere, es un problema a solucionar sí o sí. Lo iremos viendo.

Por otro lado, la plataforma No més blocs sigue su camino. Esta semana han vuelto a congregar a entidades vecinales de L’Hospitalet para preservar la última zona agrícola de L’Hospitalet, Cal Trabal, y proponer alternativas al PDU Granvía-Llobregat, que sigue siendo la asignatura pendiente. Para preparar lo que ya denominan un «otoño caliente».

Por lo visto, no van a cesar la lucha ni el empeño en hacer que una obra de tales dimensiones no pase primero por una fase previa en la que los vecinos aporten su granito de arena.

Bellvitge ha sido conocido como un barrio solidario, comprometido con su entorno, albergue de solidaridad vecinal, de no ser ninguneados ya desde los años 70, en que cuentan los vecinos que ya lucharon por el barrio que de él hoy presume L’Hospitalet. En Bellvitge, los vecinos actuaban por la convivencia y el diseño de su barrio. Una de las proezas conseguidas fue una distancia mínima entre bloques que permitiera una fluidez en contra de la masificación. Y otra, de entre tantas, el gran logro de poseer un parque natural de Bellvitge, en el que, si no, hubieran anclado más bloques y más cemento. Este argumento está plasmado en la obra de arte del vecino del barrio, aún hoy presente y visto por la zona, Ferran Soriano.

Les dejo su blog y la imagen del monumento dedicado a aquellos vecinos que tanto y tan bien lucharon por el barrio de Bellvitge, dicho de paso, cuna de políticos, alcaldes, concejales y regidores del consistorio.

La escultura representa la lucha vecina del barrio de Bellvitge / Blog José Serrano.

Seguiremos Hopitalean2.

Feliz semana y no nos dejen de leer desde nuestra imparcialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here