Calor y contaminación. ¿Qué más queremos?

0
64

Entramos en materia veraniega. El verano se ha estrenado con una intensa ola de calor -calor, en verano, ¿en serio?- que ha venido acompañada de una alerta por contaminación. La conjunción polvo del Sáhara, la poca «dispersión atmosférica» y los petardos de San Juan fue un duro cóctel que ni los más osados estarían dispuestos a tragar, por lo que a la calor asfixiante se añadió una alerta por polución ya no solo en la conurbación barcelonesa, sino que en toda Cataluña. Por suerte, Generalitat y Área Metropolitana de Barcelona (AMB) dieron por finalizado el episodio el lunes, coincidiendo con la primera noche en la que volvimos a recodar que cuando se marcha el sol suelen bajar las temperaturas.

Tanto a nivel metropolitano como municipal se dieron las tradicionales recomendaciones para no sufrir un traspiés con la rasmia que caía y las partículas contaminantes que flotaban con más intensidad por el ambiente. Entre ellas, priorizar el uso de transporte público para desplazarse, paralizar obras que generen polvareda y regarlas para que no se levante más material del necesario. Medidas que se unieron a las típicas para reducir el impacto del calor, como no hacer actividades al aire libre en las horas centrales del día, beber mucha agua y tener cuidado en caso de sufrir alguna enfermedad respiratoria.

Curiosa combinación la que se ha dado esta semana en el área metropolitana. Una ola de calor muy tempranera con un aumento de la contaminación. O lo que es lo mismo, evidencias de cambio climático junto con las causas del mismo. Los meteorólogos están avisando que cada vez son y serán más comunes estos episodios de calor intenso. De hecho, la AEMET acaba de hacer público un estudio en el que se estudian las olas de calor en la península desde 1975. Episodios que se intensifican en los radiadores en los que se han convertido las ciudades, como L’Hospitalet.

Un vídeo de mayo que se hace viral en julio

El lunes la cadena Antena 3 hizo público un vídeo de una pelea en el barrio de Torrassa, en concreto en la calle Holanda, entre varios hombres que esgrimían navajas, palos, correas e incluso una muleta. Las imágenes, que corresponden a unos hechos de finales de mayo, según han confirmado fuentes policiales a L’Estrella, fueron registradas por una vecina y no ha sido hasta un mes y medio después que se han convertido en virales. Tras la viralización, la propia cadena entrevistó a varios vecinos que denunciaron inseguridad en la zona.

Fuentes policiales han explicado que todo comenzó con un robo en un supermercado de la zona regentado por paquistaníes. Uno de los dependientes habría echado a los presuntos ladrones, de corta edad, que habrían ido a buscar a sus mayores para ajustar cuentas. Esas mismas fuentes explican que desde hace tiempo grupos de chicos se dedican a robar en este tipo de establecimientos y que incluso la Guardia Urbana está mediando entre ellos para evitar males -aún- mayores, según informan desde el sindicato SPL-CME.

Desde el consistorio han defendido que tras la trifulca formó un operativo policial durante unos días en ese mismo lugar para evitar posible represalias o que se repitieran los hechos. Desde los sindicatos de la Guardia Urbana han aprovechado esta pelea para denunciar falta de recursos y pedir al nuevo responsable de seguridad, el teniente de alcalde José Castro, que ponga medios para hacer frente a situaciones como estas que, al parecer, se repiten muy a menudo. De hecho, el mediodía del martes llegaron informaciones a L’estrella de diversas fuentes explicando que se había producido otra pelea multitudinaria entre un grupo de unos 15 o 20 jóvenes en la avenida Severo Ochoa, cerca de la esquina con Isabel la Católica, con un herido por arma blanca.

Mossos d’Esquadra presentaron ayer una herramienta de diagnóstico de la seguridad en toda Cataluña. Se trata de un mapa dividido por áreas básicas policiales (ABP) que, en función de si se registran más delitos o menos, es de un color u otro. Curiosamente, el color elegido ha sido el rojo y sus diferentes tonalidades hasta el naranja, indicando el más flojo que los índices delincuenciales son más bajos y el rojo fuerte que son más bien altos. A continuación os dejamos una captura de la gama de colores del área metropolitana y el ABP de L’Hospitalet seleccionada. Y no, este mapa no tiene nada que ver con las temperaturas…

Captura de pantalla del mapa de Mossos sobre los índices de delincuencia. Marcada, en el centro de la imagen, está el ABP de L’Hospitalet.

L’Hospitalet celebra el Orgullo

El viernes 28 de junio L’Hospitalet celebró el día del Orgullo LGTBI+. Para ello colgó en la fachada del Ayuntamiento la bandera del arco iris y presentó el Plan local por la diversidad sexual, afectiva y de género, una herramienta que busca detectar y atender las situaciones de discriminación que sufre el colectivo, concienciar sobre la diversidad sexual y, como primer paso, hacer un diagnóstico para conocer las problemáticas principales en relación con esta cuestión. Así mismo, el plan prevé que todas las áreas del Ayuntamiento trabajen de manera transversal para abordar estas necesidades y acabar con la discriminación.

El consistorio colgó la bandera arco iris el Día del Orgullo

Siguiendo en materia de reivindicaciones, esta pasada semana un colectivo vecinal de la ciudad ha conseguido trasladar su lucha por convertir en servible un espacio en desuso de la ciudad. Se trata de Can Trinxet Viu, que ha aparecido en una viñeta de El Jueves, en la sección ‘Los que nunca salen’, de la mano de Azagra.

La batalla por la Diputación: ¿Marín presidenta?

Nos metemos, por otra parte, en julio, y pese a que hemos estado varios meses inmersos en la carrera política de las elecciones generales y municipales y europeas, toca hablar una vez más, aunque sea un poquito, de política. Y es que este mes se conformarán las administraciones de segundo nivel, esto es, las supramunicipales como el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Diputación. Habrá que estar a la espera de los movimientos de los partidos políticos, hasta ahora demasiado ocupados con las negociaciones en Barcelona, que han posibilitado revalidar la alcaldía a Ada Colau, con el apoyo de los socialistas y los votos de los de Manuel Valls, cuya decisión le ha costado romper con Ciudadanos en el consistorio barcelonés y perder a Celestino Corbacho, que se ha adherido a la disciplina naranja. Con todo, es posible que la alcaldesa Núria Marín pueda optar a algún puesto importante en estos órganos. Las quinielas apuntan a que puede ser presidenta de la Diputación, si el PSC consigue alcanzar un pacto con comunes y Ciudadanos que le diera la mayoría necesaria para evitar un gobierno de ERC. No obstante, la presencia de Corbacho en el ente provincial por Cs podría bloquear una hipotética candidatura de Marín –la relación entre ambos no parece ser muy buena que digamos; los más sagaces y perspicaces quizás se dieron cuenta en las cenas que organizó Foment de la Informació Crítica con ambos-. Es por ello que solo quedaría la opción de Junts, el partido de Puigdemont, con quien los socialistas podrían volver a una nueva sociovergencia. Todo está por ver, pero la segunda opción no es tan descabellada: en los consejos comarcales de l’Alt Penedès y el Garraf, socialistas y neoconvergentes ya se han dado la mano y arrinconado a ERC. Saquen la palomitas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here