Entidades, políticos y periodistas suman fuerzas para proponer mejoras en la política informativa municipal

1
272
El acto congregó a representantes de entidades, partidos políticos y ciudadanos a título personal / FIC

Medio centenar de personas, entre representantes de candidaturas y partidos políticos, entidades de la ciudad, periodistas y miembros de la Junta y socios de Foment de la Informació Crítica (FIC), asistieron ayer al acto de presentación de la propuesta de la entidad a la ciudadanía de l’Hospitalet al respecto de los medios de comunicación públicos de la ciudad.

Una decisión tan poco meditada como la ausencia de la alcaldesa en el debate que organizaron las entidades de la ciudad y FIC-LH, para contraponer opiniones ante la contienda electoral del pasado 8 de mayo, ha creado una reacción bastante inesperada para la calma con la que ha venido gobernando el equipo socialista en los últimos años. Su ausencia del debate, que fue leída en su momento como el ninguneo hacia las candidaturas y la ciudadanía, por su posición preeminente a juzgar por las encuestas que encargó el propio Ayuntamiento y su rechazo a buscar otro día para repetir el debate con su presencia, indujeron a FIC a esta convocatoria que se cerró ayer con uno de los debates más interesantes que han tenido lugar a nivel de ciudad en los últimos meses.

Tras el saludo de la presidenta de la entidad, que valoró el interés de la convocatoria como un primer paso para poner en el tablero del próximo mandato municipal la importancia de la información pública, tomó la palabra otro representante de la Junta para explicar el proceso que llevó a la entidad a proponer esta reunión abierta a los representantes de la ciudadanía, como respuesta al desprecio público de la máxima exponente del poder político en la ciudad y de su partido, que tampoco envió ninguna representación al acto de ayer.

Seguidamente, se expuso la lectura que hace la entidad de ese ninguneo de la alcaldesa Marín, centrándolo en lo acostumbrado que ha estado el equipo municipal hasta ahora con la repercusión de sus actuaciones en la información local, habida cuenta de que no existe un control objetivo de los medios públicos que puedan poner el foco sobre las actuaciones controvertidas de las autoridades. En este sentido, se expuso el contenido de la propuesta que FIC presenta a los representantes políticos y sociales y que se basa en siete puntos que fueron expuestos sucintamente para su debate posterior.

Para esta convocatoria, FIC ya realizó un llamamiento previo que puede consultarse a través de este enlace: Llamamiento a las entidades, partidos políticos y candidaturas municipales de l’Hospitalet, sobre el papel de los medios públicos de comunicación.

Los siete puntos de la propuesta de FIC también pueden leerse íntegramente en el siguiente enlace: Objetivo de la reunión.

Más allá de la exposición de motivos y de las propuestas, realizadas todas ellas con ánimo constructivo y sin juzgar las actividades profesionales de quienes trabajan en los medios públicos de información, se pasó a la intervención de los presentes que fueron desgranando sus impresiones sucesivamente a lo largo de prácticamente una hora y media.

En la mayoría de las intervenciones y sin ánimo de exhaustividad, se pusieron de manifiesto diversas impresiones. Por un lado, una opinión controvertida sobre el Diario de l’Hospitalet que se considera mayoritariamente como un instrumento que necesita muchas mejoras tanto en el manejo de sus contenidos como en el acceso de la población a sus páginas. Hubo críticas muy precisas sobre la intervención directa de los poderes públicos en la composición de algunos contenidos lo que hace que se considere por muchos como un boletín municipal encubierto y por otros como un instrumento poco útil como vehículo informativo ciudadano. Se pidió un estudio preciso al respecto que garantice que su coste se ajuste al interés informativo y en su caso se abra a la ciudadanía como un instrumento de participación.

Por otro lado se puso de manifiesto una voluntad mayoritaria de apertura de la radio municipal y una mayor dedicación a la TV pública para que se conviertan en instrumentos plurales y suficientes, al servicio de todos los sectores de la ciudad.

Por lo que respecta a un Estatuto que regule el derecho a la información y su acceso, el control público de la línea editorial y la pluralidad informativa, se puso de manifiesto la intención municipal en la última legislatura de aplicarlo, gracias en buena parte a los propios profesionales de los medios públicos. Existe al respecto un Contrato-Programa, todavía en elaboración y pendiente de aprobación definitiva y algunos consejos de asesoría con representación profesional y de los partidos, así como estatutos de redacción profesionales, que no son muy conocidos pero que tienen una somera utilidad, sobre los cuales convendría un consenso todavía mayor y, sobre todo, una voluntad política de ponerlos en marcha y aplicarlos.

Los asistentes pudieron intervenir para dar su parecer acerca de la comunicación en la ciudad / FIC

Fue muy destacable la presencia del director de los medios de comunicación públicos, Óscar Sánchez, de un trabajador de los medios públicos que es a su vez socio de FIC y de la responsable de la unidad técnica, Eva Gutiérrez, quienes pudieron dar una versión desde dentro de los propios medios de comunicación públicos y escuchar en primera instancia las sugerencias, propuestas y quejas de los presentes.

Hubo una clara coincidencia al respecto de la mejora que ha tenido la información pública desde que se pusieron en marcha los incipientes mecanismos de control y desde que se puso al frente de los medios de comunicación el equipo de Óscar Sánchez. No obstante, la mayoría de las intervenciones señalaron la necesidad de que los instrumentos de control se acaben de elaborar, consensuar y aplicar y que se tengan en cuenta los déficits que se observan en cuanto a participación de la ciudadanía en dichos medios. Asimismo se puso el acento en la necesidad de deslindar lo que sería la información del equipo de gobierno, que se podría verter en un boletín de información municipal como hacen muchos ayuntamientos, y la voluntad de información ciudadana que podría estar en el origen del Diario de l’Hospitalet y que no siempre se respeta.

También se puso, en base a uno de los puntos de la propuesta de FIC, el acento respecto al monopolio que significa el dominio de un medio financiado doblemente con recursos públicos y publicidad comercial. Aspecto este que, en realidad, obstaculiza todavía más la posibilidad de un medio alternativo privado que pueda competir en igualdad de condiciones con el Diario de l’Hospitalet.

Más allá de lo ampliamente debatido en la convocatoria de ayer, se puso de manifiesto claramente el interés de la ciudadanía por convertir la información municipal en un servicio público de calidad, con una línea editorial neutra y desvinculada del poder municipal en cada momento y dotada económicamente con los recursos suficientes para que cumpla sus objetivos.

Por ello FIC se comprometió a trabajar para que este camino iniciado tenga todas las repercusiones posibles en el próximo mandato municipal y seguir manteniendo con las entidades y los partidos reuniones que fructifiquen en un control plural, neutral y cívico de los medios financiados por todos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here