(In)formación para la ciudadanía: el caso de la Síndica y los presupuestos de 2018

0
212
Uno de los muros pintados por jóvenes de L'Hospitalet hace referencia a la importancia de perseguir los propios sueños. / Youthpower

Esta semana se ha presentado el Informe Anual 2018 de los Órganos de Defensa de la Ciudadanía de L’Hospitalet, esto es, el resumen de las acciones realizadas a lo largo del año pasado para defender los derechos y las libertades públicas de la ciudadanía ante la administración municipal. Lo ha hecho personalmente la Síndica de Greuges de L’Hospitalet, Merche García, en el pleno municipal celebrado el pasado martes.

García realizó una síntesis del informe ante los grupos municipales y ciudadanos allí congregados. La mayoría de los partidos, por no decir todos, alabaron la labor de la Síndica, sobre todo su buena predisposición y transparencia. Entre los aspectos mejorables de la institución, el portavoz de la CUP-PA, Khristian Giménez, destacó el “exceso de burocracia”, lo que le llevó a sostener que la Síndica había desempeñado una “actividad boicoteada”. El representante de Ciudadanos, Miguel García, también expuso que la Síndica “ejerce lo que puede” y que la figura podría generar frustración entre la ciudadanía, ya que “al final no resuelve nada”.

La nota publicada por el Ayuntamiento de L’Hospitalet y la noticia realizada en los medios públicos municipales nos ofrecen muchos datos, como que entre febrero y diciembre de 2018 se han recibido 57 tipos de reclamaciones (greuges, quejas y sugerencias).  Esta información nos permite saber los temas de los que se queja mayoritariamente la ciudadanía de L’Hospitalet de Llobregat, independientemente de su tipología o tramitación (ver tabla siguiente).

 

Información extraída del Informe Anual 2018 de los Órganos de Defensa de la Ciudadanía de L’Hospitalet (p. 29).

 

Como se puede observar, los temas que causan más indignación se refieren al Espacio público (21%), Convivencia y Civismo (12,25%), Servicios Sociales (12,25%) y Atención ciudadana (10,5%). En función de la tipología de las reclamaciones admitidas a trámite, la mayoría son quejas (24), seguidas de 5 sugerencias de mejora, 2 greuges más graves y 2 actuaciones de oficio.

Lo que no dice la nota publicada por el Ayuntamiento ni la noticia realizada en los medios públicos municipales es que, de los expedientes admitidos a trámite, el 42,4% han conseguido una resolución final, pero un 30,3% están pendientes de respuesta a la propuesta o recomendación formulada por parte del área competente del Ayuntamiento, y un 27,3% están pendientes del informe solicitado al área correspondiente. O sea, un 57,6% de los expedientes tramitados por los Órganos de Defensa de la Ciudadanía de L’H se hallaban sin resolver a 31 de diciembre de 2018. Un buen titular, ¿no le parece, apreciado lector o lectora?

Tampoco se nos explica que las dos greuges se refieren a una solicitud de intervención de la Síndica para supervisar los sistemas de contratación de las Comisiones de Servicios, la cual solicita la convocatoria de las que han superado el plazo máximo de dos años; y otra donde se denuncia la situación de las personas sin techo, ante la cual García recomienda la creación de un protocolo de intervención y una base de datos compartida entre quienes prestan servicios de atención social. Las dos se hallan pendientes de respuesta.

En cuanto a las iniciativas de oficio, García ha iniciado un proceso para que los ciudadanos y ciudadanas de L’Hospitalet puedan acceder a los plenos municipales con mayor facilidad, en especial las personas con discapacidad; y otro para valorar el funcionamiento de la prueba piloto de las bicis Mobike. El primero está pendiente de respuesta por parte del Ayuntamiento; y el segundo todavía no ha sido resuelto por la propia sindicatura.

¿Qué podemos aprender de esta inusual lección de alfabetización mediática? Pues lo que esta periodista suele advertir de vez en cuando: busque, compare y, si le interesa el tema, consulte la fuente original. El Informe Anual 2018 de los Órganos de Defensa de la Ciudadanía de L’Hospitalet es un texto sintético, bien redactado y muy interesante para saber cuáles han sido las reclamaciones concretas de los vecinos y vecinas que viven a su lado. ¿No le interesa algo que le afecta directamente? ¿No le apetece? ¿Te da palo? Para eso estamos los periodistas, por eso hay que pagar por la información de calidad. Y por eso volvemos a animarlo a convertirse en suscriptor/a de la Estrella cuanto antes, para cubrir las lagunas de otros entes que se hallan dotados de más recursos. Si es que el dinero ayuda, pero no lo es todo…

La Síndica de Greuges de L’H, Merche García, durante la presentación del informe de 2018 / Estrella LH

 

 El día que nos liquidamos el presupuesto de 2018

En el pleno del pasado martes también se dio cuenta de la aprobación de la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento correspondiente al ejercicio 2018. Se trata de una acción importante, pues permite conocer con certeza qué se ha hecho con los recursos asignados.

Esta es la información publicada en la nota de prensa del Ayuntamiento sobre el tema:

D’altra banda, el Ple també ha aprovat la liquidació del pressupost de l’Ajuntament corresponent a l’exercici 2018, que presenta un romanent de tresoreria de 12,1 milions d’euros. Aquest és l’import per a despeses generals efectivament disponible. El tinent d’alcaldia d’Hisenda i Serveis Centrals, Manuel Brinquis, ha explicat que s’han complert els objectius als quals obliga la Llei d’estabilitat pressupostària i sostenibilitat financera però que per primer any s’ha incomplert la regla de la despesa per motius conjunturals.

Y esta es la información publicada por los medios públicos de L’Hospitalet:

D’altra banda, el Ple també ha aprovat la liquidació del pressupost de l’Ajuntament corresponent a l’exercici 2018, que presenta un romanent de tresoreria de 12,1 milions d’euros. Aquest és l’import per a despeses generals efectivament disponible. El tinent d’alcaldia d’Hisenda i Serveis Centrals, Manuel Brinquis, ha explicat que “s’han complert els objectius als quals obliga la Llei d’estabilitat pressupostària i sostenibilitat financera però que per primer any s’ha incomplert la regla de la despesa per motius conjunturals”.

¿Qué significa contar con un remanente de tesorería de 12,1 millones de euros para una ciudad como L’Hospitalet? ¿Es este el dato más significativo para analizar la liquidación de un presupuesto? ¿Y cuáles han sido esos motivos “coyunturales” que han llevado al Consistorio a incumplir la regla del gasto? El concejal no explicó estas cuestiones poniéndose en el lugar del ciudadano medio, y apelo a dos indicios:  ni el Ayuntamiento ni los medios públicos han dedicado más de un párrafo a esta cuestión; y sólo el grupo municipal Iniciativa per Catalunya Verds-Esquerra Unida i Alternativa-Pirates dedicó su intervención a analizar las cuentas con cierto detenimiento. Y si el lector o lectora no se lo cree (y hace muy bien en contrastar esta valoración), observe este vídeo a partir del minuto 5:07, a ver qué saca en claro. Y de este modo tan vergonzoso y tan irresponsable, políticos y periodistas nos liquidamos el presupuesto de 2018.

 

El concejal Manuel Brinquis comienza su ‘explicación’ de la liquidación del presupuesto en el minuto 5:07 / L’H Digital

 

Volver a la escuela, volver a formarse

Siempre que algo no funciona, tendemos a hablar de la importancia de la educación y ponemos en los jóvenes la responsabilidad de cambiar el mundo en el que vivimos. Sin duda, es importante inscribir a los más pequeños en los centros educativos de la ciudad antes del 9 de abril, fecha en la que finaliza el periodo de inscripción para la escolarización del alumnado de segundo ciclo de educación infantil (de P3 a P5), de educación primaria (de primero a sexto) y de educación secundaria obligatoria (de primero a cuarto de la ESO). En la nota del Ayuntamiento, que incluye el enlace a la Guía de los centros educativos de L’Hospitalet 2019-2020, pueden leerse más detalles y otras novedades del próximo curso escolar.

Ahora bien, en ocasiones la educación reglada no consigue sus objetivos y muchos jóvenes corren el riesgo de quedar excluidos del sistema. Para evitarlo, existen iniciativas como el proyecto Youthpower que se ha presentado esta semana en L’Hospitalet con el fin de promover la integración de jóvenes en riesgo de exclusión social a través del oficio de pintar edificios. En el caso de L’Hospitalet, la artista Nuria Toll será la encargada de supervisar el proyecto Pintem L’Hospitalet que pondrán en marcha jóvenes de la Escuela Superior de Arte y Diseño Serra i Abella de la ciudad con la colaboración también de la Fundación Contorno Urbano.

El verdadero fracaso educativo se produce cuando la frustración se canaliza, no a través del diálogo, sino de la violencia. Es lo que ha podido ocurrir esta semana con el ataque de Arran, organización juvenil de izquierda independentista a un piso colmena instalado en la calle Rosselló de L’Hospitalet. El motivo, según se puede leer en el tuit publicado por ella misma, ha sido manifestar su rechazo a la “mercantilización de la vivienda”.

 

A mi juicio, existe otro fracaso del que apenas se habla, pero que puede ser más importante incluso que el anterior, pues podría ser su causa: el fracaso de los adultos que piensan que ya no pueden cambiar ni ellos mismos ni nadie ni nada. La próxima vez que hablemos de educación, por favor, pensemos en lo que estamos haciendo cada uno de nosotros por convertirnos en mejores personas, por convertirnos en mejores profesionales, por convertirnos en mejores ciudadanos. Es muy fácil exigir que cambie el político, que cambie el periodista, que cambie el vecino, pero no querer informarse ni formarse ni contribuir a que otros informen o se formen con nuestro dinero y nuestro ejemplo.

¿Cómo podemos animar a los jóvenes a perseguir sus sueños, como figura en el muro decorado por los jóvenes del Youthpower, si nosotros ya no creemos en ellos?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here