Unos 2.000 vecinos y numerosos comercios se han visto afectados por los cortes de luz del pasado lunes / Estrella LH

Nou èxit del Mobile World Congress més hospitalenc”. “El Mobile World Congress tanca amb rècord d’assistència: 109.000 visitants”. Así se titulan las noticias aparecidas en la web del Ayuntamiento de L’Hospitalet y los medios públicos de la ciudad, respectivamente. En ellas se pone el foco en el elevado número de asistentes que han acudido a las diferentes iniciativas realizadas en torno al congreso de tecnología móvil y, en la nota de prensa del Consistorio se alaba, además, el “buen funcionamiento de los servicios municipales”. En concreto, se reconoce el trabajo realizado por los cuerpos de movilidad y seguridad, quienes han regulado el tráfico para garantizar la fluidez y seguridad de los vecinos y vecinas de la zona de la Plaza de Europa. Desde esta óptica, resulta congruente la valoración realizada por la alcaldesa de la ciudad, Núria Marín: el MWC es una “gran oportunidad para L’Hospitalet por posicionarnos como una ciudad receptora de turismo de negocios y dar a conocer la amplia oferta hotelera, comercial y de restauración de calidad que tenemos”.

No será esta cronista quien ponga en duda las cifras facilitadas por la organización, pero informaciones recibidas por otras vías llevan a pensar que ‘no es oro todo lo que reluce’. ¿Me acompaña el lector o lectora en este modesto viaje que no llega a la altura del contraste de fuentes, pero permite conocer otras perspectivas no tan luminosas de la realidad del Mobile y de la ciudad?

Precariedad, sexismo, inseguridad y contaminación, aspectos sombríos del MWC

Este martes se ha celebrado el pleno municipal, como cada último martes de mes. En el momento en el que portavoz de la CUP-PA, Khristian Giménez, explicaba el motivo por el que su grupo municipal y ERC presentaban un texto sobre el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, diferente al presentado por el resto de grupos del Consistorio –ejem-, este ha hecho referencia a dos sombras que acompañan al Mobile World Congress desde hace algún tiempo, en otras muchas, pero que parece como si no existieran: precariedad y sexismo. Giménez ha manifestado lo siguiente:

“El Ayuntamiento no puede permanecer ajeno ni ser cómplice de la generación de puestos de trabajo precarios y condiciones sexistas, como las que hemos conocido esta semana. Mientras que el pase más barato de visitantes cuesta unos 800 euros, los sueldos de las azafatas oscilan entre los 7,20 euros/hora (para las mujeres que tengan una altura de más de 1,75 metros) y los 6,2 euros/hora (para quien no llegue a los 1,75 metros)” (Khristian Giménz, CUP-PA).

Ah, será fantástico celebrar el 8 de marzo leyendo una declaración, poniendo cara de indignación y preocupación cuando acudan los periodistas a la concentración/manifestación convocada, y seguir otros 365 días como si no pasara absolutamente nada…

Esta semana también se ha conocido la denuncia del Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) y otros cuerpos de seguridad, incluida la Guardia Urbana de L’Hospitalet, quienes han  alertado de la falta de efectivos para garantizar la seguridad de las poblaciones de Cornellà, Esplugues y, “sobre todo”, L’Hospitalet de Llobregat, por tener que dedicarse a cuidar de los congresistas y autoridades que asistían al Mobile y a los jueces catalanes ante posibles ataques de los denominados Comités de Defensa de la República (CDR).

Poder económico, poder político y judicial… Claro, claro, qué tontería eso de pensar que todavía existe la lucha o el desequilibrio de clases…

Por si esto no fuera suficiente, el Mobile World Congress también ha sacado a la luz otro problema latente como el de la contaminación atmosférica en el área metropolitana. Este jueves la Generalitat ha declarado un episodio de alta contaminación por partículas en suspensión PM10 en 40 municipios de la región metropolitana de Barcelona, incluido L’Hospitalet de Llobregat, en parte por el MWC, en parte por un anticiclón. Un episodio que se ha mantenido activo durante todo el fin de semana y del que el Ajuntament parece no saber nada; algo que ha sorprendido, por no decir molestado, a algunas asociaciones de familias de las escuelas de la ciudad, como nos han hecho saber a la Estrella a través de internet.

Finalmente, no deja de sorprender que la misma semana en que se presentan las mayores innovaciones tecnológicas del mundo se produzca uno de los cortes de luz más serios en la segunda ciudad más poblada de Catalunya, tal y como ha puesto de manifiesto el periodista Francisco Javier Rodríguez en el último ciclo de Sopars Crítics (Cenas Críticas) organizadas por Foment de la Informació Crítica, entidad promotora de este digital.

¿Cree el lector o lectora en las casualidades? El vecino que ha participado en el Sopar Crític del pasado viernes ha dado a entender que no cuando ha afirmado que ya había sufrido situaciones similares en reiteradas ocasiones y que ninguna de las vías utilizadas, incluida la OMIC que ha sugerido el Ayuntamiento, había servido para mejorar el suministro eléctrico. Veremos en qué queda la supuesta reunión que se celebrará entre Ayuntamiento y Endesa. Esta cronista quiere creer que a veces gana la ley, no la ley del más fuerte…

La alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, respondió a las preguntas de los presentes y de quienes las formularon a través de la cuenta de Twitter de FIC-LH / Estrella LH

Hacia un nuevo modelo de participación ciudadana… después de las elecciones

Esta semana también hemos sabido que la alcaldesa quiere explorar nuevas vías de participación ciudadana, no sabemos si por convencimiento o por los gritos que han proferido algunos vecinos de Santa Eulàlia en el pleno del martes pasado.

El motivo de la discordia ha sido el emplazamiento del polideportivo que se quiere construir en el barrio. Nadie ha desmentido que hace 15 años el Gobierno municipal se comprometió a construir un polideportivo en el Gasómetro. El caso es que ahora, a escasos meses de las elecciones, el Gobierno parece dispuesto a ponerse manos a la obra. Y parece haber descartado la ubicación inicial, aunque nadie ha visto el informe donde se desestima el emplazamiento original, como ha criticado el portavoz de la CUP-PA. Nada se sabe tampoco del informe que ha aconsejado la destrucción de las pérgolas del parque de la Alhambra, como ha denunciado la portavoz de ICV-EUiA-Pirates (Canviem LH), Ana González.

El caso es que el PSC ha votado en contra de la moción de ERC donde se proponía la puesta en marcha de un proceso “participativo y transparente” para que los vecinos y vecinas de Santa Eulàlia puedan decidir las características del polideportivo y su ubicación a través de una consulta ciudadana. David Quirós, concejal del Distrito III (Santa Eulàlia y Granvia), se ha mostrado partidario de la participación y la transparencia, pero ha justificado el rechazo a la moción por excluir otras entidades que, a su juicio, también merecen opinar sobre el tema.

Estos argumentos parecen no haber convencido a los pocos vecinos congregados en el Salón de plenos del Consistorio, cuyo runrún ha ido subiendo de tono para replicar directamente al concejal cuando este ha asegurado que nadie había propuesto alternativas y que se hallaba dispuesto a escuchar. “¡Cocheras, Can Trinxet!”, ha espetado uno de los vecinos. El ambiente ha ido subiendo de tono hasta el punto de que ha tenido que intervenir la alcaldesa, quien ha sentenciado lo siguiente: “El polideportivo se hará donde quieran los vecinos”. Y ha asegurado mostrarse dispuesta a explorar nuevas vías de participación, como incluir a partidos políticos en los debates, algo que no ha parecido satisfacer a los presentes, quienes se han marchado exclamando: “¡Mentira, mentira!”.

El polideportivo de Santa Eulàlia generó uno de los momentos más tensos del pleno de febrero / Estrella LH

En el pleno de febrero tampoco ha salido adelante la moción para frenar el Plan Director Urbanístico GranVia Llobregat presentada por Canviem LH, ERC y CUP-PA para apoyar la resolución aprobada por el Parlament. El PSC ha recordado que la resolución no es vinculante, a lo que los grupos parlamentarios citados han recordado que existen dos recursos presentados ante la Justicia para parar un plan que no cuenta con el consenso de la ciudadanía ni de la oposición, algo que no ha amedrentado al portavoz del PSC, Francesc Josep Belver, quien ha asegurado que el PDU se aprobó definitivamente en marzo de 2017 y “no se puede parar”.

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de CiU, Jordi Monrós, ha sorprendido a los presentes votando a favor de la moción, no tanto por estar de acuerdo con la literalidad del texto, sino por el fondo, esto es, por la necesidad de explicar mejor en qué consiste el proyecto y realizar algún tipo de consulta que tenga en cuenta la voluntad popular.

El tema de la participación ciudadana también ha salido a colación en el último Sopar Crític de FIC-LH, donde la alcaldesa se ha reafirmado en la necesidad de buscar nuevas formas de hacer política que tengan más en cuenta la opinión políticos, entidades y ciudadanos de manera individual.

En cuanto al PDU, Núria Marín ha reconocido que “podría haber sido tejido con más complicidades”, pero también se ha mostrado contundente a la hora de afirmar que “este proyecto no tiene marcha atrás”. Eso sí, ante las observaciones del director del Centre d’Estudis de L’Hospitalet, Manuel Domínguez, Marín se ha mostrado dispuesta a realizar otro encuentro a hablar sobre el tema, para ofrecer datos y mostrar las bondades del proyecto. Eso sí, después de las elecciones. Me temo que Domínguez y otros ciudadanos tendrán que esperar un poco más

La plataforma No més blocs, contraria al PDU, se ha tomado el asunto con bastante humor, al mismo tiempo que ha anticipado nuevas acciones a través de las redes sociales:

 

¡Viva el carnaval!: bicis, motos, patrimonio mimado y la estación de Provençana

Durante la cena organizada por FIC-LH, la alcaldesa se ha mostrado predispuesta a replantearse la continuidad de la empresa de bicis compartidas que ha generado tantas críticas entre entidades preocupadas por la accesibilidad en el espacio público, hasta el punto de afirmar que, “si sigue así, se ha acabado. Vamos a ver cómo evoluciona”. Estas palabras las pronunciaba, por cierto, justo el mismo día en que se anunciaba la puesta en marcha de un servicio de motos eléctricas compartidas.

Durante el Sopar también respondió a las preguntas que llegaron a través de la cuenta de Twitter de FIC-LH, como la de la plataforma Defensem el Castell de Bellvís, a la que respondió lo siguiente, después de años de reivindicaciones:

Y acabamos con la inauguración de la estación de metro Provençana de la L10 Sud de este sábado, una estación muy esperada por todos, alcaldesa y ciudadanía. Eso sí, aquí sí es posible adelantar el calendario previsto, por lo que pueda pasar, como bien ha recordado el compañero David Guerrero.

 

Definitivamente, esta vida es un carnaval.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here