Renacer

0
142

La actualidad nos tiene acostumbrados a desgracias, tensiones y reclamaciones diversas. Un hecho que, a menudo, nos hace pensar que el mundo se va a ir al traste en cualquier momento. No obstante, de vez en cuando aparecen noticias de luz que nos hacen tener fe en nuestros semejantes.

En este sentido, esta semana L’Estrella ha sido testigo del reencuentro entre un joven de 40 años, Carles, con sus salvadores, tres mossos, que junto a sus dos cuñados guardias urbanos de Barcelona consiguieron mantenerle con vida tras sufrir un infarto el día de Navidad.

La historia, que se desarrolló en un piso de Pubilla Cases, es una mezcla de casualidades y una buena praxis. Casualidades porque los tres mossos que ayudaron a Carles, Santi, Rut y juanjo, estaban en ese preciso instante en esa misma escalera haciendo un servicio por una ocupación, a la postre uno de los temas que más preocupan a los vecinos de algunos barrios de la ciudad. Al oir los gritos de la familia y las peticiones de auxilio, Santi acudió a ver qué pasaba, y se encontró un cuadro: dos personas, David y Nèlida -hermana de Carles y en avanzado estado de gestación-, estaban practicando maniobras de reanimación cardiopulmonar a Carles, que perdió la consciencia de un segundo a otro mientras estaba sentado en el sofá.

Los dos guardias urbanos, que saltaron de la mesa al ver que su cuñado, deportista de crossfit sin antecedentes cardíacos, reconocen que cuando vieron a Santi se les iluminó el cielo. Éste, a su vez, avisó a Juanjo y a Rut y, entre todos, se turnaron para hacer las RCP correspondientes que, tal como explica emocionada la mujer de Carles, Marga, salvaron la vida a su marido. A los diez minutos apareció el SEM, que durante casi hora y media reanimó a Carles, que fue ingresado en Bellvitge.

La una de la mañana. A esa hora los médicos comunicaron a Marga que Carles se había salvado, tras unas horas pensando en lo peor. Pero 23 días después, Carles salió del hospital, con un desfibrilador interno para evitar sustos y una serie de precauciones médicas. Dos semanas después, se reencontró con sus salvadores, a los cuales no recordaba. Santi, Rut y Juanjo, explican que fueron a verle al hospital al día siguiente de los hechos, pero Carles no lo recuerda bien.

Hablan, se dan la mano, se dan las gracias y bromean. Rut comenta que están acostumbrados a “llegar una vez ya ha pasado todo y no se puede hacer nada”, y que servicios así les llenan como agentes. Juanjo, que reconoce que es el primer caso de estas características que tiene este final feliz, asegura que tardó días en asimilar lo que había pasado. Y es que los tres agentes de Mossos tuvieron que seguir con su servicio y dejar atrás la emergencia de Carles.

Una ciudad “atrevida”: ¿qué tiene entre manos Marín?

Volviendo a cuestiones más municipales, la semana también ha estado condicionada por la conferencia anual de la alcaldesa Núria Marín, que pronunciará este martes en el hotel Hesperia Tower. Se trata de una cita anual en la que la edil anuncia qué se llevará a cabo en el año siguiente y cuál será el rumbo de la ciudad. Así mismo, funciona como una especie de conferencia sobre el estado de la nación, presentada, generalmente, por una cara conocida del periodismo.

Sin saber nada sobre su contenido, lo que sí que podemos avanzar es el título de la conferencia: Quan l’Hospitalet decideix ser agosarada. Un título que da pie a pensar en que Marín tienen entre manos algún anuncio importante. Sea como sea, esta cita anual acostumbra a dejar titulares importantes, como por ejemplo el plan de mejora de los Bloques de la Florida o bien las multas a bancos y grandes tenedores con pisos vacíos en la ciudad -de la que, por otra parte, poco más se oyó-.

Quien ya ha salido al paso de esta convocatoria ha sido ERC, que afea a Marín que use “recursos públicos para favorecer intereses de partido”. En esta línea, los republicanos consideran que hacen falta menos conferencias y “promesas vacías” y más “un gobierno que trabaje para solucionar los problemas de los ciudadanos”, como son la limpieza, el patrimonio, los precios de la vivienda o el deterioro de zonas como el polígono de la Carretera del Medio, destacan.

Curarse en salud con las obras de las vías

Uno de los grandes proyectos de la ciudad al que Marín suele hacer referencia en sus conferencias es el soterramiento de las vías. Un plan que avanza, de momento, sin problemas y con normalidad. De hecho, Adif licitó un contrato por un millón de euros para llevar a cabo una inspección de los edificios colindantes a las vías del tren antes, durante y después de las obras. Curarse en salud, que dirían algunos, ya que unas obras de tal envergadura y en unas zonas muy densamente urbanizadas pueden generar problemas en las estructuras cercanas. Y, de la misma manera, evitar episodios como las grietas y socavones en Bellvitge-Gornal por la llegada del AVE a Barcelona, que mantuvo en vilo a toda la ciudad.

Queremos cerrar la crónica de esta semana con una noticia de última hora. Y es que el ganador del proceso para elegir candidatos de Primàries LH, una lista de unidad independentista, ha sido Jordi Monrós, actual líder del PDeCAT, segido de Carles Salvadó y Jordi Ibáñez. Han votado unas 700 personas, el 55% de los inscritos como electores. El próximo paso de dicha candidatura es configurar un programa electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here