De dónde venimos y adónde vamos

1
199

Este año se conmemoran los 40 años de ayuntamientos democráticos. Y qué mejor manera que comenzarlo haciendo un guiño a dicha efeméride. En este sentido, Foment de la Informació Crítica (FIC-LH) celebró el viernes 18 la segunda edición de sus ‘Sopars Crítics’ con alcaldes de la ciudad. Esta vez fue el turno de Juan Ignacio Pujana, el primer alcalde de la democracia y con el dudoso honor de ser el primer político condenado por corrupción tras la dictadura.

Una cita esperada por muchos y que, en cierta manera, no defraudó. “No voy a traicionar mis convicciones: diré causas, pero no nombres”. Una sentencia con la que Pujana arrancaba su intervención en el acto y que parecía aguar las ansias de saber de los presentes, algunos de ellos regidores del gobierno socialista como Manuel Brinquis o Francesc J. Belver, el líder de Ciudadanos Miguel García, el exalcalde Celestino Corbacho e incluso la diputada del PSC y exconcejala Mercè Perea.

Nada más lejos de la realidad. Fiel a su promesa de no dar nombres, Pujana respondió a todas y cada una de las preguntas que le hicieron los asistentes, dando las evasivas justas, las cuales enmendaba si el preguntador no cejaba en su empeño y llevaba a cabo la loable práctica de repreguntar.

Pujana reconoció “deficiencias” en el funcionamiento de una administración que, al entrar, era totalmente desconocida para los regidores, muchos de los cuales provenían del activismo vecinal y sindical. De hecho, el mismo Pujana describió este paso como un “chute importante” e hizo un alegato en favor de aquellos pioneros de la política. “No hubo transición para alcaldes y concejales; fuimos los peor tratados”, lamentó el exalcalde, que pese a ello no dudó en calificar a aquella etapa al frente de la ciudad como “la más fructífera de mi vida”.

“Me hicieron la cama”

El tema estrella, el de su juicio, salió a la palestra con facilidad. En este sentido, Pujana dijo que “era consciente” de que le habían “hecho la cama” y no dudó en asegurar que él “tenía que estar fuera del juego político sí o sí”. En 1994 fue obligado a dimitir cuando la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le acusó y luego condenó por tráfico de influencias. Respecto a esta acusación, Pujana, ansioso por explicar su verdad, dijo que “se la sacaron de la manga durante el juicio” y que “no se le podía acusar de nada de forma justificada”.

Sea como fuere, finalmente Pujana dejó la alcaldía, que recogió su entonces regidor de Urbanismo, Celestino Corbacho, a la postre edil hasta que fue llamado a filas por Zapatero en 2008 para ocupar el ministerio de Trabajo e Inmigración socialista. “Es cierto que tuvimos tensiones con Corbacho”, reconoció Pujana, que quiso matizarlo asegurando que se trataba de “política”, un campo en el que considera que se ha de salir “a ganar o a perder”.

El acto se celebró en la Masia Museu Serra / L’Estrella

Como en noviembre con el exalcalde Capdevila, Pujana también tuvo que hacer frente al debate de la ciudad a dos velocidades, en el que el sur estaría recibiendo por parte del ejecutivo de Nuria Marín más atención que el masivo y denso norte. Preguntado por ello, el primer alcalde de la democracia reconoció que hay un “desequilibrio entre el norte y el sur” de L’Hospitalet y que la urbanización de algunos barrios “ha sido un desastre”. En esta línea, criticó el urbanismo extensivo e hizo un llamamiento a la Generalitat para que ponga medios que lo “eviten”.

El PDU: “Yo no lo hubiera hecho así”

Pese a que no entró a criticar la gestión del gobierno socialista actual, Pujana sí que admitió que él “no hubiese autorizado” según qué proyectos y, sobre todo, según de qué manera. En este saco metió el Plan Director Urbanístico Gran Vía-Llobregat, con cuyos planteamientos se mostró “de acuerdo”, pese a discrepar con el número de edificios y viviendas anunciados para esta zona de la ciudad. Siempre sin entrar a criticar al actual ayuntamiento socialista, Pujana consideró que para tirar adelante con el PDU era necesario “un pacto municipal” entre todas las fuerzas políticas del Pleno, ya que cree que no se pueden llevar a cabo iniciativas como estas con casi toda la oposición en contra. “El gobierno ha de ser consciente. Yo no lo hubiera hecho así”, apostilló.

¿Satisfecho con tu barrio?

Otro de los clásicos del inicio del año es la publicación de los datos del Barómetro de opinión de la ciudad. Una macroencuesta que suele dar para titulares precocinados y en la que, a su manera, todos ganan. Por no desmenuzarla en este artículo, puesto que se necesitarían cuatro L’Hospitalean2 para explicarla a fondo, nos quedaremos con cuatro titulares:

El 72% de los vecinos y vecinas se sienten muy o bastante satisfechos de vivir en su barrio

-La mitad de los vecinos piensa que la ciudad ha mejorado en los últimos años

La inseguridad ciudadana y la limpieza son las principales preocupaciones para los hospitalenses

El 85% de los entrevistados no conocen a ningún regidor, aparte de la alcaldesa

Destacaríamos un quinto titular, que es que, y cito textualmente, el Diari de LH es “el preferit” [sic] para informarse de las cosas que pasan en la ciudad. En concreto, según el Barómetro, el 42% de los vecinos se enteran de lo que pasa en la ciudad a través del boletín municipal. Nótese el uso de la palabra “preferido” -que antepone una cosa a otra- para referirse a una publicación que se buzonea cada mes en cada casa de esta ciudad, alcanzando una tirada de 100.000 ejemplares.

Cs denuncia irregularidades en la contratación del 010

Esta semana la Oficina Antifrau ha vuelto a recibir una denuncia con el sello hospitalense. En este caso, Ciudadanos ha presentado una en dicha oficina sobre la adjudicación del servicio telefónico del 010 por parte del Ayuntamiento durante los años 2015 y 2016. La agrupación naranja la considera “ilegal” y recuerdan que el servicio no gozó de ningún concurso, siendo el consistorio barcelonés quien lo prestó bajo pago de 400.000 euros por parte del hospitalense.

Un procedimiento que el regidor de Hacienda Manuel Brinquis considera adecuado, en declaraciones a LH Digital. En esta línea, ha explicado que el Ayuntamiento optó por la opción barcelonesa porque se trataba de la menos costosa.

Líderes solidarios

Otro año más, el Hospital de Bellvitge ocupa los primeros puestos en lo que a donaciones de órganos se refiere. En el último año ha sido donde más trasplantes de corazón y riñón se han hecho, mientras que en el global de donaciones se sitúa segundo, tras la Vall d’Hebron. De hecho, Cataluña presenta unos índices de trasplantes de los más altos del globo, con una tasa de 151 por millón de habitantes.

No por ser un equipamiento de país deja de ser importante una noticia así para la ciudad. La imagen de una ciudad acogedora, como de hecho siempre ha sido, y no el escenario de altercados o de actos organizados por partidos que piden desamparar a miles de mujeres maltratadas. Estamos hablando de los hechos del domingo 13 de enero durante la paella popular organizada por Vox en el campo municipal de Gornal. ERC, de momento, anunció que pedirá explicaciones al consistorio por dejar que se celebrara un acto que, por otra parte, y tal y como confirmaron fuentes municipales, no tenía permiso para llevarse a cabo.

1 Comentario

  1. 1) D’on han sortit els resultats del Barómetre?? És d’un surrealisme total!!!
    Totes les veïnes que conec no estan satisfets de viures al seu barri, ni jo, però mentres no ens toqui la loteria haurem d’aguantar-nos!!
    2) Si la inseguritat i neteja de la ciutat preocupa als hospitalencs com es menja això amb que la meitat d’aquests diuen que ha millorat la ciutat, ho millor dit, com és que la meitat dels veïns NO veuen una ciutat millorada??

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here