Y se armó el Belén

0
451

Semana cargadita esta última en L’Hospitalet. Tanto que desde L’Estrella no hemos podido asimilar la información y hemos decidido ofreceros el último L’Hospitalean2 del año un día más tarde de lo habitual, en lunes. Pero no en un lunes cualquiera: hoy es Nochebuena, y sabemos que muchos de vosotros ya estáis afilando los cuchillos para enfrentarse dialécticamente a vuestro cuñado -con palabras; que no llegue la sangre al río, sobre todo-. Por eso, y pese a que la ciudad no ocupará gran parte de las conversaciones de sobremesa durante la cena, os damos algunas de las claves de lo que ha pasado en la misma los últimos siete días, por si cayera esa breva.

Esta ha sido la semana de la rebelión de las entidades contra la empresa de alquiler de bicicletas eléctricas Mobike. El gigante chino, que ha llenado la ciudad con medio millar de bicicletas que pueden verse desperdigadas por los más variopintos puntos de la ciudad, desembarcó en L’Hospitalet hace unos meses como prueba piloto de un servicio que aspira a introducir 1.500 bicicletas más en el municipio.

Pero, en demasiadas ocasiones, el uso que se hace de este servicio es pésimo. Para cerciorarse de esto, solo hace falta darse una vuelta por algún barrio de la ciudad y contemplar el desaguisado: bicicletas aparcadas en medio de aceras estrechas, delante de L’Acollidora, a la salida de puertas y accesos al transporte público, delante de bancos o, incluso, y esta es mi preferida, en el vestíbulo del carrilet de Av. Carrilet. Usuarios con las criadillas más grandes que las del caballo de Santiago que han generado una ola de protestas contra la empresa y el Ayuntamiento.

De hecho, este es el principal argumentario de las entidades que se han rebelado contra la prueba piloto de Mobike, que piden que se cancele. El jueves pasado entraron una instancia a registro en la regiduría del Distrito I, en la que denunciaban que este servicio “está generando una situación de peligro para personas con discapacidad”, amén de un “auténtico desorden del espacio público”. El escrito de queja va dirigido a alcaldía, a la Síndica de Greuges y a los partidos con representación en el consistorio. De hecho, la oposición puso el grito en el cielo en la pasada sesión plenaria y defendió las tesis de estas entidades, entre las que hay cuatro asociaciones de vecinos de la ciudad -la de La Florida, Gornal, Santa Eulàlia y la independiente de Bellvitge-, Sumem, Acordis -Asociación Coordinadora de Personas con Discapacidad de L’Hospitalet- y la Federación FECOM, que aglutina a más de 140 entidades de todo el estado.

Acabo de ver #PleLH. Agradezco los que habeis defendido que la #accesibilidad no es ningún regalo navideño🌲 sino un derecho y deber del Ayto #LHospitalet de garantizarla. #Mobike. Gracias @JordiMonros @KhristianLH @AnnaGonzlezMont @JesusMartinCs @coquegarcia @LHosPPitalet pic.twitter.com/5yJ2lIZg8B

La empresa, por su parte, ha hecho un buen balance de estos primeros meses de prueba piloto. Asegura que el 5% de los vecinos y vecinas están dados de alta en el servicio y que en tres meses se han hecho ya 142.000 viajes. No obstante Hunab Moreno, director general de Mobike en España, reconoce que hay un problema con el incivismo. “Siguen habiendo puntos de mejora relacionados sobre todo con la convivencia y el civismo de los usuarios”, afirma el responsable de la empresa.

Moreno asegura que, hasta el momento, se han recibido quejas de menos de 30 usuarios, aunque las entidades denunciantes aseguran que son muchas más. “Mobike es un servicio que quiere convivir con la ciudadanía y mejorar la calidad de vida de las ciudades donde opera”, añade Moreno, que dice que la información recibida en este sentido hace que puedan seguir mejorando.

Alguna de las medidas que pone sobre la mesa son doblar los puntos de estacionamiento señalizados, pasando de 15 a 30, mientras que también se señalizarán otros donde está prohibido hacerlo. Además, si los usuarios infringen estas normas podrán ser sancionados.

248 millones de euros de presupuesto

En el último Pleno también se aprobaron de manera inicial los presupuestos para el año que viene, que ascienden a 247,9 millones de euros. De cara al año que entra, se reducen los ingresos del IBI pero suben los derivados del crecimiento económico, como el de actividades económicas (IAE). Por otra parte, este año se destinarán 9 millones a inversiones, como el campo de fútbol de la Torrassa, la reforma del pabellón Full d’Estampa o la mejora de los vestuarios del campo de fútbol del Gornal. Por otra parte, también se incluyen las residencias de gente mayor de Can Serra y Bellvitge, la redacción del proyecto constructivo de la escuela Paco Candel y la reforma de otros equipamientos municipales.

Las cuentas han sido aprobadas gracias a la abstención de los dos regidores no adscritos expulsados del PP, Javier Martín y Pedro Alonso, mientras que el resto de grupos se han posicionado en contra.

Las iglesias evangélicas protestan por Navidad

El otro pesebre que se ha armado en la ciudad lo protagonizan la agrupación de iglesias evangélicas, que han salido a la calle para denunciar lo que consideran “extrema discriminación” para desarrollar su actividad. Entre otras, lamentan las trabas que tienen a la hora de abrir nuevos centros con licencia, puesto que por normativa no pueden abrirse lugares para la oración pared con pared con viviendas.

Protesta ante las puertas del Ayuntamiento del jueves \ Plataforma de Iglesias Evangélicas de L’Hospitalet

El portavoz de las iglesias evangélicas, Miguel Ángel Alcarria, critica que, de esta manera, se ven relegados a las afueras de la ciudad. En un comunicado, la plataforma considera que el reglamento “vulnera el derecho a la expresión, a la práctica y a la libertad religiosa”. Los representantes de estas congregaciones se manifestaron el jueves ante el Ayuntamiento, después de que el regidor de Binestar Social, Jesús Husillos, no pudiera reunirse con ellos por “cuestiones de agenda”, según explican fuentes municipales. La plataforma de iglesias evangélicas no lo ve igual y se tomó esta cancelación como una afrenta. Sea como sea, desde el Ayuntamiento explican que está previsto celebrar la reunión después de fiestas.

Vuelve el PDU de la Gran Vía

Por otra parte, el belén del controvertido Plan de Desarrollo Urbanístico Granvia-Llobregat ofrece un nuevo episodio, puesto que desde el departamento de Territori de la Generalitat han ofrecido una reunión técnica con los miembros de No Més Blocs. La plataforma, por su parte, considera insuficiente esta reunión. “No hablaremos con técnicos de necesidades de los barrios ni de modelo de ciudad ni de paz social. No Més Blocs es la máxima representación política del vecindario contrario al PDU y nuestro interlocutor ha de ser el máximo representante político de la consejería”, o sea, el mismo conseller Damià Calvet.

Y siguiendo con reivindicaciones, esta semana se ha conocido que el nuevo instituto de Santa Eulàlia llevará el nombre del activista hospitalense Jaume Botey. Tanto la Generalitat, como el Consejo Escolar y el de Distrito han dado el visto bueno a una propuesta que servirá para recordar a este destacado vecino, fallecido en febrero.

Y no querríamos acabar este L’Hospitalean2 sin dedicar una sonrisa por los vecinos y vecinas que se han llevado un poco de dinero de la Lotería de Navidad. Y es que una parte del tercer premio, el 4.211, del 67.774, un cuarto premio, y el 2.308, un quinto premio, han repartido una parte de dinero en Santa Eulàlia, la Florida y la Torrassa.

Y ahora sí, que pasen una muy feliz Navidad y, si puede ser, no discutan mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here