Cereales y república

0
492
Un lunes en la concentración de l’acollidora. / Daniel Grande

Ya ha empezado a gestarse la campaña para las próximas elecciones municipales de 2019, y a nadie se le escapa que la tónica general va a ser encaminarse hacia un mayor pluralismo de siglas y de movimientos políticos. Pese a que uno de los gritos más recurrentes los lunes en la estatua de la Acollidora es la unidad del espectro independentista, parece que la complejidad del escenario político imposibilita que ese deseo cristalice. Es decir, que el independentismo de la ciudad parece no desmarcarse de una tendencia precipitada hacia la atomización.

Este fenómeno hacia la pluralidad es fácil de comprender si cogemos la metáfora del supermercado, es decir, entendiendo que el elector es un cliente. Éste busca en el pasillo los estantes más atractivos y pone en su carro –la urna-  la caja de cereales –la candidatura-  que más le conviene. Las cajas de cereales con los años han desarrollado marcas para diferenciarse de los competidores: algunas con poco azúcar, para niños, para adelgazar, para deportistas, kilómetro cero, con propiedades laxantes, etc. Esto es precisamente lo que hacen los partidos, diferenciarse para conquistar clientes de distinto tipo.

En L’Hospitalet parece que los consumidores de República Catalana podrán elegir entre cuatro cajas, cuatro grandes candidaturas que competirán por el espacio soberanista el próximo mayo. La manufactura no se para y ya han empezado a fabricar en serie.

ENTRE TOTES TOT

La CUP fue la primera marca en llegar al supermercado en este ambiente de campaña permanente, con una asamblea abierta en la que se propusieron atajar las hostilidades y riñas entre familias en el seno de la formación anticapitalista y mostrar sus propuestas para transformar la ciudad. La CUP quiere alejar L’Hospitalet de este modelo de “ciudad espectáculo o aparador” y devolver un papel principal a los barrios y vecinos.

CIUTAT REPUBL’HICANA

El sábado día 10 de noviembre Esquerra Republicana presentó a su candidato Toni García junto a otras puntas de lanza del partido. La estrategia de la formación de Junqueras se basa en hacer hincapié en un cambio necesario del “modelo de 40 años socialistas” y erigirse así como la alternativa de izquierdas natural a Marín. Para reforzar esta idea marco, se ha impulsado una plataforma llamada ‘Canvi republicà’, que ya ha reunido un buen número de adhesiones.

Toni García en su acto de presentación acompañado por Sílvia Casola, Roger Torrent y Coque García / Daniel Grande

Junts per L’Hospitalet

El partido demócrata (PDECAT), con Jordi Monrós al frente, creó hace unos meses la marca Junts per L’Hospitalet (JxLH), que intenta evocar al electorado el recuerdo de las fórmulas exitosas de Junts Pel Sí y Junts Per Catalunya. Esta formación aún no ha prendido la mecha de la campaña, pero parece que tendrán como puntos focales el eje nacional y los temas relacionados con limpieza y salubridad.

Celebracion de la «Castanyada» en la sede de JxLH. / Junts per L’Hospitalet

PRIMÀRIES L’H

La motivación de esta candidatura es que todos los cereales se reúnan en una misma caja, es decir, crear un espacio atractivo para que las demás listas independentistas se integren y el espacio independentista se centralice. Esta lista tiene una campaña digna de análisis. Una de las sorpresas de la precampaña es la aparición de Primàries L’H, una candidatura impulsada por la ANC. Por el momento, pese a que algún miembro de JxLH ha mostrado interés, no se ve claro que este proyecto fructifique.

El panorama que hemos relatado genera más dudas de las que despeja. A la espera de cómo se articula el proyecto de Primàries L’H, parece sensato pensar que las distintas formaciones buscarán unos puntos mínimos conjuntos y compartidos, todas las cajas fijarán un compromiso de bajar el azúcar, pero cada una mantendrá su fórmula para no perder clientes.

A la deriva y sin interlocutores válidos:

¿Quién puede articular un relato conjunto? Desde el 9N de 2014 en L’Hospitalet se creó la Taula per la democracia i la no violència, un espacio que reunía periódicamente a partidos, entidades y otros actores sociales soberanistas con la finalidad de limar asperezas, coordinar agendas y acciones. Con el ajetreo de este 2018 la taula dejo de ser funcional y empezaron las divergencias. A partir de ese momento la mirada se dirige directamente a las grandes entidades. Ómnium L’Hospitalet está fuera de combate, pues hace meses cayó en manos de una gestora como resultado de un episodio de guerras fratricidas. La ANC se ha embarcado en el proyecto de Primàries L’H. Y los cinco grandes CDR de L’Hospitalet son quienes han cobrado protagonismo a causa de la retirada de estas entidades.

Pese al anhelo de muchos para que se trace una línea común entre las distintas fuerzas soberanistas, parece que el escenario será el de la típica riña competitiva entre partidos. Quizá esto no sea una mala noticia para los intereses independentistas, ya que esta fórmula se ha demostrado resolutiva para conquistar nuevos espacios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here