Barcelona, “Ciutat Oberta” cerrada a su periferia

0
134

Juan Carlos Valero és periodista i professor de Periodisme. Fundador de BCN Content Factory i editor executiu de El LLobregat

Barcelona se somete esta semana a una maratón de pensamiento sobre el papel de la ciudad con el objetivo de repensar la vida urbana en este cambio de era que nos ha tocado vivir. Se trata de una Bienal de debates que bajo el título “Ciutat Oberta” despliega más de 60 actividades concentradas del 15 al 21 de octubre y organizadas por el Instituto de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, bajo la dirección del comisario Joan Subirats.

La temática de los debates y paseos peripatéticos con la ciudad como marco y objeto de reflexión son: democracia, diversidad, habitabilidad y digitalización. Los escenarios de las actividades, todas gratuitas, son variopintos, como transversales sus invitados. Así, participa José María Lasalle, exsecretario de Estado de Cultura y Agenda Digital en los dos últimos Gobiernos de Rajoy, junto a las arquitectas Marina Tabassum y Gaia Redaelli, el filósofo Daniel Innerarity, la antropóloga Yayo Herrero, el catedrático de Economía Jean Louis Laville, además de la crítica literaria Gayatri Spivak, la filósofa Marina Garcés, el pianista austriaco Alfred Brendel, el catedrático de Sociología, Richard Sennett, el escritor mexicano Álvaro Enrigue, la pensadora y teórica andaluza Remedios Zafra o el matemático inglés Marcus du Sautoy.

Milagros Pérez Oliva es la directora de la revista ‘Barcelona Metrópolis’.

Una nómina de invitados que eleva el menú de los debates que se celebran desperdigados por todos los barrios barceloneses y en espacios como las plazas de la Virreina, Joan Coromines (junto al MACBA), el Palau de la Música o el Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). En la misma estrategia reflexiva se enmarca el número de octubre de la revista Barcelona Metrópolis, dedicado en exclusiva a “Ciutat Oberta”. La revista, editada por Ada Colau, a la sazón presidenta del Área Metropolitana de Barcelona, sigue considerando la Riera Blanca de L’Hospitalet como la frontera de su ciudad. Una periferia que no es necesario repensar porque ese continuo urbano se antoja no habitable para los barceloneses.

Una vida intramuros

Como si la ciudad, considerada como un organismo vivo, mantuviera encorsetados a sus habitantes en un término municipal, en un territorio electoral. Como si los ciudadanos de esa supuesta metrópolis hicieran su vida exclusivamente intramuros, encerrándose en sí mismos como comunidad y contemplando su periferia como la otredad, cuando no el inframundo. Seguro que la nueva directora de Barcelona Metrópolis, la periodista Milagros Pérez Oliva, después de su estreno en octubre con el especial “Ciutat Oberta”, pero cerrada a su periferia, atenderá al resto del área metropolitana en próximas ediciones de la revista para así ser fiel al apellido de la revista: Metrópolis.

Pérez Oliva es muy conocida en L’Hospitalet porque participa constantemente en actos culturales de varias entidades y porque fue antaño una hospitalense de pro que comenzó su carrera profesional como corresponsal de nuestra ciudad para diversos periódicos. También fue hace 40 años una de las impulsoras de la revista L’Estaca. Por eso, con el respeto que me merece su trayectoria profesional, me permito invitarla al rincón de pensar sobre la verdadera metrópoli de Barcelona, la real y no solo la electoral que busca la común reelección que todo primer edil persigue en la recta final de su mandato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here