Sobre las casas vacías

0
146
Marín y Artadi tras su reunión en el palacete de Can Buxeres / AJuntament L'H

 

Crònica de la setmana del 24 de setembre a L’Hospitalet de Llobregat

Permítaseme comenzar la crónica semanal del L’Hospitalean2 casi por el final. Y es que esta semana, como colofón a un mes intenso en cuanto a visitas institucionales importantes se refiere, ha venido a Hospi la consellera de Presidència de la Generalitat, Elsa Artadi. Una reunión con la que se retoman los encuentros enmarcados en la Comisión Mixta Ayuntamiento-Generalitat que inauguró el gobierno de Puigdemont hace poco más de dos años y que había estado hibernando los últimos meses debido al pifostio institucional. 

El mensaje principal que deja este encuentro es que ambas administraciones colaborarán para establecer un protocolo para detectar pisos vacíos en la ciudad. Es decir, un intento de poner fin a aquello de “casas sin gente y gente sin casa”. Sin embargo, no se ha especificado en qué se basará esta “prueba piloto”, que es como la definen. Solo se ha anunciado que la Generalitat delegará en el Ayuntamiento la “capacidad inspectora” de encontrar pisos vacíos para que este, más tarde, elabore un censo que ayude a abordar problemáticas como las ocupaciones de pisos promovidas por mafias que se lucran de las penurias ajenas.

A priori -llamarme malpensado-, parece que el ejecutivo catalán se quita de encima un marrón como es buscar pisos vacíos, tarea que deja en manos del Ayuntamiento. Donde podría comenzar a husmear el consistorio es en el edificio de la calle Victoria Kent, justo enfrente de la Ciudad de la Justicia, donde buena parte de los pisos de protección oficial que ofrece la Generalitat están ocupados o vacíos, a la espera de ser adjudicados a una familia. Hace un año 25 de 64 estaban ocupados de manera ilegal, según explicaba una vecina, que lamentaba la lentitud en el proceso de adjudicación.

Reunión de los equipos de trabajo municipal y de la Generalitat / Ayuntamiento.

¿Y qué gana el Ayuntamiento? Pues que aquello que se gaste en comprar viviendas para darles un uso social, será igualado por la Generalitat, por lo que se dobla la inversión. Tanto monta, monta tanto. Veo tus dos millones y los igualo -que no “subo a cinco”-. Sea como sea, actualmente, según ha detallado la propia alcaldesa Núria Marín, hay 300 familias en la ciudad que esperan una solución a sus problemas residenciales. Artadi, por su parte, ha asegurado sentirse “feliz” por la puesta en marcha de esta “prueba piloto” y que L’Hospitalet “es el lugar ideal para hacerlo”.

Quien ya ha reclamado explicaciones ha sido el grupo municipal de Ciutadans, que ha pedido a la alcaldesa que explique en qué consistirá esa prueba piloto para detectar pisos vacíos. De nuevo, acusan a Marín de “vender humo” con grandes anuncios que luego acaban en nada y que solo sirven, afirman, “para sacarse la foto”.

Son palabras del portavoz naranja en L’Hospitalet, Miguel García, que también acusa a Marín de blanquear lo que definen como “inacción” del gobierno de Quim Torra y vuelve a acusarla de tontear con los independentistas. Ahí es nada.

¿Una casa vacía? Qué digo, ¡un castillo!

Ahora que el Ayuntamiento se va a poner a buscar casas vacías, puede ser una buena oportunidad para que se fije en el castillo de Bellvís. Uno de los elementos patrimoniales más antiguos de la ciudad, datado en el siglo XII y catalogado como Bien de interés nacional desde 2008, que no está viviendo su mejor época. No me pararé aquí a explicar su aparente estado de abandono, cosa que ya se hizo de manera solvente en esta sección la semana pasada, y las constantes quejas de los vecinos para que el Ayuntamiento lleve a cabo la rehabilitación y consolidación de los restos.

Lo que queda claro es que este castillo no es sino otro símbolo del eterno pleito por el patrimonio en esta ciudad. El jueves día 27 se celebró un gran acto en Can Trinxet –otro de los ejemplos del deterioro del patrimonio arquitectónico local– donde participaron las entidades que forman el Grup de Patrimoni, como son el Centre d’Estudis, Can Trinxet Viu, La Saboga, Defensem el Castell de Bellvís, No Més Blocs y Protegim el Canal de la Infanta, que reclamaron más protección hacia el patrimonio arquitectónico, natural y social de L’Hospitalet.

Una de las reivindicaciones del acto fue la rehabilitación del castillo de Bellvís, actual símbolo de la causa. También lo fue hace tiempo el famoso Pino de la Remonta. Esperemos que el torreón que da nombre al barrio de la Torrassa no acabe igual.

Y ojo, porque ahora parece que se abre de nuevo el frente de la calle Xipreret, una de las más antiguas de la ciudad y auténtico epicentro histórico hospitalense. Sus vecinos lamentan que el Ayuntamiento prometió hace una década rehabilitar la zona y conservar los elementos patrimoniales importantes y denuncian que la vía se está degradando.

Tengan más razón o menos, hay que reconocer que en el último año le han crecido los enanos al consistorio en este sentido. Hace cerca de medio año una pared de Can Trinxet se derrumbaba, días después de que gran parte del ‘amiantado’ techo del edificio de la Ópera de Francesc Moragas hiciera lo propio -generando alarma entre el vecindario, que temía los efectos del temido asbesto-, mientras que el pasado noviembre se desprendió una piedra de la fachada del edificio de l’Harmonia, precisamente en la calle Xipreret. ¿Casualidad? Puede. ¿Un aviso? Seguro.

Así quedó el edificio de la Ópera después de derrumbe de parte del techo / Opera LH

El encierro de inmigrantes llega al Pleno

Hemos hablado, hasta ahora, de casas vacías y de monumentos en estado precario. Pero quien esta semana ha denunciado lo precario de su situación han sido miembros del encierro de inmigrantes que está teniendo lugar en la ciudad desde junio. Lo hicieron antes y durante el último Pleno, en el que Canviem, ERC y CUP presentaron una moción reclamando la total gratuidad de las tasas de los informes de arraigo e integración social, de reagrupamiento familiar y de renovación del permiso de residencia, a instancias del colectivo inmigrante. La moción, finalmente, no prosperó, ya que recibió los votos en contra del PSC y de los dos regidores no adscritos ex de Ganemos. Desde el gobierno municipal se defendió que la modificación de la normativa del padrón municipal no es competencia suya. Cs y PDeCAT votaron a favor, mientras que el PP y su ex regidor y ahora no adscrito Javier Martín se abstuvieron.

“No estamos pidiendo asistencialismo, estamos reclamando los mismos derechos que las personas nacidas aquí”, expresaban miembros del colectivo del encierro poco antes del inicio de la sesión.

El encierro de inmigrantes de L’Hospitalet llegó al Pleno / Estrella LH

No querría acabar la crónica de esta semana intensa sin dar la bienvenida a las bicicletas de uso compartido de Motobike que hay escampadas por toda la ciudad. Tras más de una semana de presencia de las bicis en la ciudad, ya pueden ser vistas por diferentes y variopintos rincones. Las bicicletas se desbloquean con una aplicación móvil y luego vuelven a ser bloqueadas cuando se llega al destino deseado, y aparcadas en zonas donde -a priori- esté permitido.

Y con esto y un bizcocho, hasta la semana que viene.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here