Corbacho, a la espera de Manuel Valls

0
229

Juan Carlos Valero és periodista i professor de Periodisme. Fundador de BCN Content Factory i editor executiu de El LLobregat

 

En L’Hospitalet, el escenario electoral de las próximas municipales (26 de mayo de 2019) está más relacionado que nunca con la batalla por la alcaldía de Barcelona. Núria Marín hace bien en jugar sus bazas de segunda de Miquel Iceta en el PSC y lideresa del PSOE, donde es la secretaria de Cohesión Social e Integración de la ejecutiva federal. Cada vez que va a Madrid (lo hace constantemente), reclama a uno de sus compañeros ministros que se pase por L’Hospitalet para ayudarle a apuntalar una de las más importantes ciudades españolas gobernada por socialistas y la principal plaza del PSC en Cataluña. Marín va a rentabilizar al máximo que Pedro Sánchez preside el Gobierno español. Es legítimo que lo haga, aunque solo sea por la repercusión mediática que tienen esas visitas porque pueden levantar las lánguidas expectativas de voto para los socialistas en una ciudad donde en las últimas elecciones arrasaron Ciudadanos.

 

Valls, Marín y Corbacho

En las autonómicas del 21 de diciembre del año pasado, Ciudadanos venció en L’Hospitalet al obtener el 33,4% de los votos frente al 22,9% del PSC. En el otro lado del tablero electoral, uno de cada cuatro votos fue a parar a los partidos independentistas: ERC, Junts per Cat (Puigdemont) y CUP, que alcanzaron entre los tres juntos el 25% de las papeletas de los hospitalenses. Como parece que está claro que la matraca del “procés” se alargará hasta por lo menos las municipales, el debate electoral volverá a centrarse en el mismo eje que las elecciones del 21 de diciembre pasado: separatistas frente a constitucionalistas.

En este escenario de polarizado debate nacionalista, si finalmente el ex primer ministro francés, el barcelonés Manuel Valls, decide presentarse como candidato a la alcaldía de Barcelona, como parece que así indican todos sus movimientos; allanaría el camino al ex ministro de Zapatero y ex alcalde de L’Hospitalet, Celestino Corbacho, que también se presentaría como independiente para reconquistar la alcaldía de la segunda ciudad catalana. Corbacho abandonó el PSC en enero pasado y se está dejando querer por Ciudadanos. El líder de la formación naranja en L’Hospitalet, Miguel García, que también fue militante socialista, no ceja en su intento de convencer a su amigo y ex compañero de partido para que encabece la lista en las municipales.

Está claro que tanto a Valls como a Corbacho, dos personalidades que transmiten un fuerte liderazgo, les interesa, electoralmente hablando, un escenario de polarización independentista, puesto que ambos se convertirían en el eje del debate. En el caso de Valls, su candidatura sería la verdadera oponente de Colau y de los independentistas, mientras que Corbacho centraría todos los ataques del resto de candidatos de L’Hospitalet, incluidos desde su antiguo partido, lo que elevaría el interés por su persona y su proyecto de ciudad. Recuerden la archiconocida cita de Oscar Wilde: “Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here